Trasplante del tracto digestivo - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trasplante del tracto digestivo

Donación y trasplante > Tipos de trasplantes


Transplante Intestinal

El tracto intestinal normal
El tracto digestivo descompone los alimentos en pedazos pequeños para que el organismo los absorba y produzca energía. El tracto digestivo es un tubo hueco que se divide en varias partes, cada una de las cuales cumple un propósito especial. Las partes de las que se compone el intestino son las siguientes:

• El esófago: es el tubo que moviliza los alimentos desde la boca hacia el estómago.
• El estómago: principalmente, almacena los alimentos antes de que ingresen al intestino delgado.
• El intestino delgado: aquí es donde la mayor parte de la comida se descompone para que el organismo pueda absorberla.
• El intestino grueso (o colon): absorbe el agua de la comida digerida y forma heces sólidas.

El intestino delgado mide alrededor de 2 a 2,5 m (7 a 8 pies) en los bebés recién nacidos, y cerca de 6 m (20 pies) en los adultos. El intestino delgado se compone de tres partes:
• La primera parte es el duodeno, que mide alrededor de 30,5 cm (12 pulgadas) en los adultos. El duodeno está conectado al estómago. Los líquidos del páncreas e hígado (la bilis) drenan hacia el duodeno.
• La parte media del intestino delgado se llama yeyuno y mide casi la mitad de toda la longitud del intestino delgado.
• La parte más inferior del intestino delgado se llama íleo.

Insuficiencia intestinal

El intestino delgado es la parte más importante del sistema digestivo. La mayoría de personas puede vivir sin estómago
o intestino grueso, pero es más difícil vivir sin el intestino delgado. Cuando todo o casi la totalidad del intestino delgado
deja de funcionar o debe extirparse, es necesario colocar los nutrientes en forma líquida directamente dentro del torrente
sanguíneo (por vía intravenosa o IV). Dichos nutrientes se llaman
"nutrición parenteral total" o NPT. Si una
persona presenta insuficiencia intestinal, siempre necesitará recibir NPT porque el tracto digestivo no mejorará con el transcurso del tiempo.

Causas para la insuficiencia intestinal

Existen dos tipos de insuficiencia intestinal:
1. El intestino delgado podría ser demasiado corto como para digerir correctamente la comida. Esto se conoce como "síndrome del intestino corto".
2. El intestino delgado u otras partes del tracto digestivo no funcionan bien.
Si el intestino es demasiado corto, la persona podría tener varios movimientos intestinales. Asimismo, podría no obtener los nutrientes suficientes, además de perder demasiados líquidos corporales. Es por eso que necesitan NPT. Los bebés pueden presentar insuficiencia intestinal por otras razones, diferentes a las de los niños mayores y adultos. Las causas para el síndrome del intestino corto en los bebés son:

• Defectos de nacimiento que requieren la extirpación del intestino anormal.
• Parte del intestino puede morir sin ninguna razón (enterocolitis necrotizante). Aunque esto no es frecuente, puede presentarse en los bebés prematuros.
Entre las cosas que pueden dañar el intestino y causar el síndrome del intestino corto en las personas mayores están:
• Radioterapia por cáncer, cerca del intestino.
• Flujo sanguíneo insuficiente hacia el intestino debido al endurecimiento de las arterias.
• Enfermedad de Crohn, afección que ocasiona daños en el intestino.
• Extirpación del tracto intestinal debido a la necesidad de retirar ciertos tumores estomacales.

Mal funcionamiento del tracto digestivo

Existen dos razones principales por las cuales el intestino no funciona adecuadamente:
o El revestimiento interior del intestino no funciona. Es en este revestimiento interno donde se descomponen los pedazos de comida en componentes más pequeños para que pasen al torrente sanguíneo.
o El otro tipo de insuficiencia intestinal funcional se llama pseudo-obstrucción. En este caso, el intestino actúa como si existiese una obstrucción, aunque no haya ninguna. Puede presentarse en niños y adultos.
Los pacientes con pseudo-obstrucción tienen problemas con sus movimientos intestinales y sienten mucha náusea y vómito, especialmente cuando intentan comer.

¿Qué es el transplante intestinal?

El transplante consiste en realizar una operación para colocar un órgano donado por alguien que fallece en una persona
que lo necesita. Es posible transplantarle parte del intestino delgado a una persona; y en caso necesario, se puede también transplantar otros órganos al mismo tiempo.
La primera vez que los médicos intentaron transplantar intestino, no funcionó bien porque el sistema inmunitario del paciente rechazó los intestinos nuevos. El sistema inmunitario del organismo sirve para protegerlo de enfermedades y sustancias extrañas. En los primeros casos, los organismos de los pacientes transplantados trataron a los nuevos intestinos como su fuesen sustancias extrañas. En la actualidad, existen nuevos medicamentos para ayudar a prevenir que el sistema inmunitario rechace el transplante.

¿Por qué puede alguien requerir un transplante intestinal?

Administrarle a una persona nutrición por las venas (NPT) puede provocar graves problemas, cuando es preciso realizarlo durante mucho tiempo. Si una persona no puede recibir NPT y tampoco puede digerir los alimentos, morirá por inanición.
Algunos problemas que pueden surgir a causa de la NPT son:
• Aunque se desconoce la razón, casi la mitad de las personas que reciben NPT durante largo tiempo tienen problemas con el hígado. En algunas personas, los problemas hepáticos pueden ser graves o hasta provocarles la muerte.
• La NPT debe administrarse a través de una vena principal. La NPT puede dañar estas venas importantes, de las cuales sólo hay seis. Si se dañasen todas estas venas, no habría manera de alimentar al paciente; y es por eso que cuando se afectan tres de estas venas, los médicos empiezan a considerar un transplante intestinal.
• Administrar la NPT por las venas principales puede provocar infecciones graves, Si esto sucediera a menudo, sería el momento de un transplante intestinal.

¿Por qué algunas personas no pueden someterse a un transplante intestinal?

En algunos pacientes, los problemas causados por el transplante no valen la pena. Entre algunas de esas circunstanciasestán:
• El paciente podría morir por la cirugía debido a otra enfermedad grave.
• Hay tumores cerca del intestino que no se pueden extirpar por completo.
• Se presentaron infecciones graves en el momento de la cirugía.
• Hay problemas graves con el sistema inmunitario, entre ellos el síndrome de inmunodeficiencia adquirido (SIDA).
Debido a problemas como estos, un médico revisa a cada uno de los pacientes para decidir si el transplante es bueno para esa persona.
¿Cómo se realiza un transplante intestinal?
Los órganos que se utilizan en el transplante se llaman "injertos". Los injertos intestinales a menudo provienen de alguien que ha fallecido. El transplante intestinal es un procedimiento difícil. Es complicado debido a que el tejido de cicatrización de una cirugía anterior podría dificultar el reemplazo del intestino viejo y dañado, así como porque puede haber mucho sangrado durante la operación.
Se extirpa la parte que no funciona del intestino original. Normalmente, el cirujano conecta un extremo del injerto con el extremo del intestino original. A veces, el extremo superior del injerto se conecta directamente el estómago.
Cuando se transplanta estómago e intestinos al mismo tiempo, se conecta el estómago al esófago por uno de los extremos y el extremo del intestino se une al intestino grueso, o en caso necesario, se lo deriva hacia una abertura (estoma) que le ofrece salida al exterior del cuerpo (una colostomía). Los desperdicios que salen del intestino a través de la abertura pasan a una bolsa de recolección (bolsa de la colostomía).


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal