Trasplante de corazón - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trasplante de corazón

Donación y trasplante > Tipos de trasplantes


TRASPLANTE CARDIACO:


La insuficiencia cardíaca crónica por la miocardia dilatada, isquémica o secundaria a valvulopatía representa un problema médico, económico y social de primera magnitud. La mortalidad, en estos casos, oscila entre 65% y el 90% ,y los supervivientes sufrirán una insuficiencia cardiaca severa.

El Trasplante cardíaco es un procedimiento terapéutico dirigido a una población seleccionada de enfermos con una miocardiopatía en fase terminal, totalmente incapacitante y fatal a corto plazo. La mejoría clínica de estos pacientes después del trasplante y el retorno a una vida activa justifican plenamente el desarrolllo de programas clínicos de trasplante cardiaco.
TRASPLANTE CARDIACO:

La insuficiencia cardíaca crónica por la miocardia dilatada, isquémica o secundaria a valvulopatía representa un problema médico, económico y social de primera magnitud. La mortalidad, en estos casos, oscila entre 65% y el 90% ,y los supervivientes sufrirán una insuficiencia cardiaca severa.

El Trasplante cardíaco es un procedimiento terapéutico dirigido a una población seleccionada de enfermos con una miocardiopatía en fase terminal, totalmente incapacitante y fatal a corto plazo. La mejoría clínica de estos pacientes después del trasplante y el retorno a una vida activa justifican plenamente el desarrolllo de programas clínicos de trasplante cardiaco.

Las indicaciones del trasplante cardiaco ortotópico engloban a aquellos pacientes con una enfermedad cardíaca terminal que no se pueden beneficiar de otro tratamiento médico o quirúrgico y cuya esperanza de vida de 3-6 meses.

El trasplante cardiaco debe quedar reservado unicamente para los pacientes con una enfermedad cardíaca terminal que tienen la posibilidad de conseguir una rehabilitación post-operatoria adecuada.

La experiencia creciente y la incorporación de nuevos tratamientos inmunosupresores han hecho que no exista una edad límite superior para indicar el trasplante .Unicamente la ampliación de la edad límite de 50 a 60 años multiplica por cuatro el número de receptores potenciales y estos pacientes tienen una incidencia menor de episodios de rechazo agudo , precisando tratamientos inmunosupresores agresivos y una reducción de la mortalidad secundaria e infecciones..

El desarrollo clínico del trasplante de corazón contribuyó a potenciar el interés por el concepto de la muerte basada en criterios neurológicos. En España , los aspectos legales se establecen en el artículo 10 RD 426/1980 de 22 Febrero , por el que se desarrolla la Ley 30/1978 de 27 Octubre , sobre Extracción y trasplante de Órganos .Aunque el Real Decreto supuso el primer reconocimiento legal explícito de que la “muerte cerebral” es la “muerte de la persona”, diversos autores señalaron pronto lo simple impreciso e incompleto del texto ,motivando a que se elaborará un documento oficial que finalmente fue aprobado en el Congreso Nacional de Neurología.

Los estudios experimentales del trasplante de corazón, igual que en otros órganos sólidos, demuestran que se produce una reacción inmune del huésped , que si no es controlada produce la destrucción del injerto, de modo que “todos los esfuerzos deben dirigirse a desarrollar métodos biológicos que prevengan la reacción del huésped frente al tejido extraño y permitan adaptar el injerto al huésped”.

Por otro lado, gracias a la incorporación de la ciclosporina A y de otros nuevos tratamientos inmunosupresores , se han diversificado este tipo de tratamientos cuyas posibilidades permiten realizar pautas individualizadas para cada paciente y deben conseguir la reversión de casi todos los episodios de rechazo agudo.

Han sido desarrollados numerosos protocolos para diagnosticar precozmente el rechazo, sin tener que recurrir a la biopsia cardiaca.

Además de los episodios de rechazo agudo ,otras complicaciones son responsables de la mayoría de fallecimientos después del trasplante.

Entre otras complicaciones destacan:

Infecciones.
Enfermedad vascular del injerto.

Resultados:

La aplicación de la ciclosporina A reinicio durante la década de los 80 el entusiasmo por el trasplante cardiaco. El número de trasplantes en el mundo desde 1980 supera ampliamente los 20000.

Siguiendo el Registro de la “InternationalSociety for Heartrasplantión” (tiene carácter voluntario), la supervivencia es superior al 80% a los cinco años desde que se ha empleado ciclosporina, mientras que en los trasplantes de la época pre-ciclosporina , la supervivencia desciende al 50% a los 5 años.

En España , el primer trasplante cardíaco fue realizado en 1984 en el Hospital de Santa Creui San Pau de Barcelona.(Dr.Caralps).

Tan importante como la supervivencia es la calidad de vida de estos pacientes .La mayoría de los pacientes supervivientes disfrutan de una calidad de vida normal, aunque sometidos a controles periódicos,y pueden reincorporarse a un trabajo activo.

De todo lo dicho ,se puede concluir con el trasplante cardiaco ha alcanzado una madurez impensable para aquellos investigadores que hace varias décadas iniciaron esta aventura. En la actualidad se puede esperaruna supervivencia superior al 80% a los cinco años con una calidad de vida normal. Esta distinción entre evolución natural y resultados obtenidos después del trasplante,justifica el desarrollo de programas clínicos de trasplantes .La experiencia creciente y la aplicación de nuevos protocolos de inmunosupresión han hecho que se multipliquen los pacientes con enfermedad cardíaca terminal que se pueden beneficiar de un trasplante cardíaco , aunque esta expansión va estar cada vez más frenada por la limitación del número de donantes.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal