Trasplante pulmonar - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trasplante pulmonar

Donación y trasplante > Tipos de trasplantes


TRASPLANTE PULMONAR


Ha sido el último procedimiento incluido como terapéutico en el fallo orgánico irreversible, debido a numerosos factores .Los trasplantes de riñón, hígado y corazón han llegado a considerarse clínicamente en las dos pasadas décadas , constituyendo hoy en día una opción terapéutica para los individuos con enfermedad irreversible de esos órganos.

Contrariamente, los progresos con el trasplante pulmonar se han llevado a cabo con mayor lentitud. Distintos problemas específicos del pulmón han retardado el proceso experimental y clínico del trasplante pulmonar. El pulmón es un órgano muy frágil, que requiere para sufunción la existencia de un intimo contacto entre dos espacios aéreos y los capilares, lo que hace que se pueda llegar a una disfunción significativa que puede arriesgar la supervivencia del receptor del trasplante , quien depende de la inmediata función del órgano trasplantado para sobrevivir.

Recientemente los avances en la técnica quirúrgica , preservación del órgano y manejo post-operatorio han permitido una supervivencia aceptable y una buena función pulmonar.

El primer intento de trasplante pulmonar clínico se realizó después de una considerable experiencia técnica en animales por el Dr. Hardy, de la Universidad de Mississipi ,en 1963.El paciente sobrevivió 18 días y la muerte se atribuyo a una insuficiencia renal y malnutrición. Este intento fue seguido de casi 40 muertes,sin ningún superviviente a largo plazo El éxito más notable , y el único receptor dado de alta hospitalaria ,fue un joven con silicosis ,que recibió un trasplante pulmonar efectuado por el Dr. Derom ,sobreviviendo 10 meses.

En 1970 se revisó la experiencia mundial del trasplante pulmonar , habiéndose realizado 22 trasplantes por 20 cirujanos pero solo el paciente del Dr. Derom sobrevivió más de 30 días .Estos malos resultados provocaron que el trasplante pulmonar fuera practicamente abandonado en la década de los 70 , hasta el descubrimiento en 1976 de la ciclosporina , que como fármaco inmunosupresor ,junto con la evolución de la técnica quirúrgica , permitió que se alcanzará el éxito en 1981 con un trasplante cardio-pulmonar ,seguido dos años más tarde de la consecucióndel primer trasplante unilateral ,y tres años después , en 1986 ,del doble pulmonar.

La selección del receptor es uno de los aspectos más importantes para el éxito de un programa pulmonar. Dada la escasez de donantes,el trasplante pulmonar debe reservarse ,solo, para aquellos pacientes con enfermedad pulmonar en fase terminal ,que tengan gran posibilidad de sobrevivir a largo plazo, con capacidad de incorporarse a un régimen de vida normal.

Los criterios de selección del receptor deben ser periódicamente revisados, de acuerdo con la experiencia que progresivamente se acumule en este terreno .La selección de un pulmón donante para un receptor, si este no estuviera afecto por la enfermedad pulmonar.

Es fundamental una estrecha colaboración entre el equipo extractor y el que va a realizar el implante, debiendo existir en todo momento una comunicación directa entre ambos. Se debe realizar una estimación del tiempo de salida y llegada del equipo extractor para realizar un esquema de llamadas intermedias.

La extracción pulmonar en el donante se realiza conjuntamente con el resto de equipos de extracción multiorgánica.

El paciente, una vez estabilizado inicialmente dentro del quirófano será trasladado a la U.C.I o de Trasplantes, acompañado por el equipo de anestesia y cirugía. El objetivo fundamental es mantener al paciente estable, utilizando el menor aporte de líquidos posible. Los fines fundamentales en la obtención de una ventilación y oxigenación tisular adecuadas. Es importante restablecer una nutrición adecuada lo más pronto posible. Esto es particularmente importante en pacientes con estado nutricional previo deficiente.

Tras un trasplante pulmonar sobreviven frecuentes episodios infecciosos. La mayoría de las infecciones que afectan al pulmón son de naturaleza bacteriana,y rara vea fatales. A pesar de ser más frecuentes en el post-trasplante pulmonar inicial, también se presentan en un periodo intermedio tardío, con una prevalencia aproximada del 35% anual en los supervivientes. En el pulmón trasplantado se dan una serie de condiciones que lo hacen especialmente proclive a la infección.

La experiencia indica que un programa riguroso de rehabilitación preoperatoria asegurauna mejoría en la preparación para la cirugía y una recuperación más rápida y segura en el post-operatorio.La rehabilitación a largo plazo en el post-operatorio es esencial para conseguir una integración en un régimen de vida normal.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal