Tabaco o salud - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tabaco o salud

Equipo de trasplante pulmonar

Este artículo está recogido de la revista informativa nº 1 de "A Pleno Pulmón" del año 1997 y escrito por el Dr. Rafael Lama Martínez

Tabaco o salud


El tabaquismo es la primera causa de enfermedad, incapacidad y muerte prematura evitable. Sin embargo, muchos niños y adolescentes comienzan a fumar. La conducta del fumador está influida por factores educativos, ambientales, como la aceptación del tabaquismo en el hogar, entre los compañeros y en lugar de trabajo y en las horas de la comunidad.
Grandes estudios de poblaciones de varios países muestran que los varones fumadores tienen una tasa de mortalidad global de un 70% mayor que los no fumadores. La mortalidad de las mujeres fumadoras es algo menor que la de los varones fumadores, pero está aumentando. Los fumadores también tienen un mayor porcentaje de incapacidad debido a enfermedades crónicas junto con un mayor absentismo laboral que los no fumadores.
 En el humo de los cigarrillos se han  identificado más de 4000 sustancias: nicotina, monóxido de carbono, hidrocarburos aromáticos, aminas aromáticas, nitrosaminas, etc.
 Los fumadores beben más alcohol, café, y té que los no fumadores. En las mujeres, la menopausia aparece antes entre fumadoras que entre las que no lo son. Los fumadores tienen una disminución del rendimiento físico y su sistema inmunitario deteriorado.
 Las afecciones debidas al tabaco son las enfermedades cardiovasculares por arteriosclerosis (angina de pecho e infarto), el cáncer y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
 El riesgo de contraer cáncer de pulmón está cuantitativamente relacionado con la exposición al humo del cigarrillo…. El consumo de cigarrillos en mujeres ha aumentado rápidamente en los últimos años y la mortalidad por cáncer de pulmón está aumentando más rápidamente entre mujeres que en hombres. En algunos países el cáncer de pulmón ha pasado a ser la principal causa de muerte por cáncer.
 El tabaquismo también causa cáncer de laringe, boca, vejiga y esófago. Además, es un factor que contribuye considerablemente al desarrollo de cáncer de riñón, hígado y páncreas; también se ha asociado con cáncer de estómago y de cuello uterino.
 El tabaquismo es la principal causa de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es decir, de bronquitis crónica y enfisema. La tos crónica, la producción de esputos y la dificultad respiratoria son mucho más comunes en los fumadores. Por tanto, se debe advertir a los asmáticos que no fumen.
 Fumar durante el embarazo produce varios efectos desfavorables sobre el tejido (bajo peso, aumento del riesgo de abortos) y puede afectar negativamente al crecimiento físico a largo plazo y al desarrollo intelectual del niño.
 Dejar de fumar tiene ventajas físicas, psicológicas y económicas inmediatas y a largo plazo. A los pocos días del abandono pueden  mejorar los sentidos del olfato y el gusto.
 Un año después se reduce de forma sustancial el riesgo de infarto de miocardio. Cuando produce daño permanente como el enfisema, el dejar de fumar produce un retraso en el deterioro de la función pulmonar. El abandono del tabaquismo es un proceso dinámico, cíclico, que lleva a superar una conducta aditiva. Los fumadores atraviesan una serie de etapas en su intento de abandonar que incluyen, pensar en dejarlo, intentar dejarlo y mantener su condición de exfumadores. La mayoría de los que tienen éxito recaen. Más del 90% de los exfumadores abandonan el hábito sin ayuda formal. El abandono brusco es el método usado por el 80% de los exfumadores que han tenido éxito. Sin embargo los muy fumadores, y los más adictos a la nicotina pueden beneficiarse de participar en un programa de abandono.
 Quizás el programa más eficaz sea la prevención primaria del tabaquismo en los grupos de edad pediátrica y adolescente.

Dr. R. Lama Martínez





 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal