Sonidos de un trasplante - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sonidos de un trasplante

Medios de comunicación > Libros y revistas > Cita con la vida

SONIDOS
DE UN TRASPLANTE


Este capítulo es lo máximo que un libro nos permite acercarnos a un trasplante.
No hay modelaje literario ni intervención del periodista. A continuación,
se transcriben dos reportajes de radio con los que se pretende ofrecer unas palabras
que son el reflejo puro y real de una situación dialogada en momentos
de altísima tensión, a contrarreloj. No interviene la pluma del periodista
que todo lo intenta aclarar, interpretar y embellecer.

Así suenan los trasplantes.


“Carmen, el hígado es bueno, ya puedes llamar a Córdoba”



Seis de marzo de 2006. El salón de actos del Hospital Universitario Reina Sofía se transforma en estudio de radio para acoger la emisión de ‘Córdoba hoy por hoy’, de la Cadena Ser, con motivo de la celebración de los treinta años de vida del complejo sanitario. En este programa especial de Radio Córdoba se pudo escuchar un reportaje que permitió a los oyentes sentir, conducidos por testimonios de algunos de sus protagonistas, los momentos cruciales que vive un equipo de profesionales del Reina Sofía cuando se desplaza a otro hospital a por un órgano. La periodista María Eugenia Vílchez acompañó al doctor Padillo y a su equipo al Hospital Puerta del Mar de Cádiz. Viajaron por el asfalto en busca de un hígado. Se transcribe a continuación el reportaje sonoro de aquella extracción.

-Música suave-

Francisco Javier Padillo (cirujano): Desde el momento en que se pone en marcha con nosotros, empieza el proceso del trasplante; pero, previamente ya ha habido, en primer lugar, la detección del donante en el hospital de origen -allí se ha producido el fallecimiento, la muerte cerebral de una persona-. Y, a partir de ahí, una vez que la familia ha aceptado donar los órganos, se pone en conocimiento de la Organización Nacional de Trasplantes. La ONT ha llamado a Córdoba, aquí se han analizado los posibles receptores y se ha estimado que, tanto las características del donante como los posibles receptores que tenemos en Córdoba, pueden ser óptimos para llevar a cabo el trasplante.


El coordinador local llama al grupo de enfermería, en este caso nuestra compañera Carmen Pérez, y al grupo de cirugía, tanto para implante como para extracción, en este caso la doctora Perea y yo. Cuando viajamos a otro centro, la extracción la hacemos completa nosotros.

-Sonido ambiente-

Dolores Perea (residente de Cirugía): Del receptor no sabemos nada, sabemos las condiciones del donante -que tiene 55 años, la causa de muerte: una hemorragia cerebral- y, en un principio, pues depende de lo avanzado que tengan la preparación del donante. En función de eso, si el donante ya tiene lista la canulación de todos los vasos que irrigan al órgano, hacemos el clamplaje, la irrigación con líquido de preservación y la extracción del órgano. La preparación, si se puede hacer, se haría allí, empaquetarlo y ya traerlo para acá.

Dr. Padillo: El proceso completo, una vez que estemos en el hospital, puede durar un par de horas.

Carmen Pérez (enfermera): La salida la hace una enfermera. Luego allí, en el hospital, cuando llegue el órgano, habrá tres enfermeros más: uno será el instrumentista del órgano y, respecto a los otros dos: uno se encargará de la anestesia y otro, el circulante, de abastecer todo lo que se requiera en ese momento.

Dr. Padillo (habla por teléfono): Antonio, ¿Qué tal? Buenas tardes, ¿Cómo va la cosa? Estamos ya de camino.

-Sonido ambiente, el equipo ha llegado al hospital y se dirige al quirófano-

Dra. Perea: En otros hospitales, recibe en la puerta el coordinador de trasplantes, para indicarte dónde está el quirófano, presentarte al personal de allí y eso.

Dentro de la intervención, depende: unas veces uno o dos anestesistas, el equipo que ya has visto -que somos quienes hemos venido-, aparte de los tres ATS que hay aquí en quirófano de este hospital. Nos han comentado que es donante solamente de hígado, riñones y córneas. Después de irnos nosotros, vendría el urólogo y después ya el oftalmólogo para extraer las córneas.

Dr. Padillo: Ya en el quirófano están preparando al donante; por otro lado, está preparando el personal de enfermería la mesa de quirófano, donde va a poner todo el instrumental para que podamos trabajar y, dentro de unos minutos, nos lavaremos y nos prepararemos ya para empezar a operar.


María Eugenia Vílchez: ¿Cuánto calculáis que se tardará en la extracción?




Dr. Padillo: Pues, en total, un par de horas, que echemos un par de horas en total. Bueno, vamos en marcha.

Cuando puedas, Carmen. El eléctrico, si eres tan amable.

Dra. Perea: ¿Nos das cuando puedas dos compresas?


Dr. Padillo: Carmen, el hígado es bueno; ya puedes llamar a Córdoba, ¿vale?

C. Pérez: Ya se hace el primer aviso al hospital diciendo que la primera visión del hígado es buena, que se acepta, y ya se va poniendo en marcha todo el proceso en el hospital.

Dr. Padillo: Vamos a lavar la vesícula, por favor, ¿tenemos suero para lavarla?

Dos pinzas vasculares, tijeras de Metzenbaum y la cánula. Vamos a canular, Lola. Perfecto, ¡tijeras!, preparando la perfusión, ¡eh!, Carmen, que vamos ya, un clamp para la aorta, ¿estás preparada?, ¡a la de tres!, venga va: una, dos, tres; clampamos, abrimos, perfundimos.

¡Hielo, hielo para el hígado, por favor!, mucho frío e hielo. ¿Qué material tenemos?

Un profesional del hospital donde se produce la extracción (al fondo): Hay material para hacer la cirugía de páncreas.

Dr. Padillo: ¡Pinzas vasculares, unas pinzas!

Saca los injertos, Lola. Esto ya está, el páncreas está ya separado; ya sacado y separado para mandarlo para islotes. Fenomenal. Toma, Carmen. Bueno, muchas gracias, eh, Juan, muchas gracias. Una voz de fondo dice "que tengáis buen viaje".

Gracias, hombre.

-Música suave-


C. Pérez: A empaquetarlo y a salir corriendo, que ahora ya sí llevamos más prisa, que los líquidos de perfusión te permiten mucho tiempo, pero el órgano, cuanto antes se injerte, mejor responde.

Dr. Padillo: Ahora queda la segunda parte ya en Córdoba, en casa, que consiste en el implante del órgano que llevamos para el hospital.

C. Pérez: Tienen ya el quirófano preparado, el receptor estará dentro, con la anestesia, con sus vías cogidas y todo. Simplemente lo que no se le hace es operarlo porque puede ser que ocurra algo por el camino y eso haga inviable el trasplante.

-Sube el volumen de la música-

Dr. Padillo: Aquí, ahora, habrá otro equipo de cirujanos y enfermería, que serán quienes lleven a cabo esta segunda fase, que es la del implante del hígado en el receptor.

C. Pérez: Ya hemos llegado (a Córdoba), ya es cuestión de que los demás se hagan cargo del regalo que le traemos.

M.E. Víchez: Es un regalo, es verdad.

C. Pérez: Por eso, muchas veces, no exactamente hoy, pero sí en fechas muy señaladas, le decimos "qué buen regalo le han traído los Reyes"; y la verdad es que ¡la gente entra con una ilusión…!

-Música alta-



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal