Sonidos de un trasplante (II) - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sonidos de un trasplante (II)

Medios de comunicación > Libros y revistas > Cita con la vida

SONIDOS
DE UN TRASPLANTE II


Dos pulmones para Javier

El 10 de junio de 2009, el equipo de ‘Córdoba hoy por hoy’ repitió la experiencia y se desplazó hasta el Hospital Reina Sofía para festejar con los profesionales el treinta aniversario del primer trasplante. Con motivo de este programa especial, se emitió el reportaje de Mª Eugenia Vílchez, que había asistido, un par de meses antes, al implante de unos nuevos pulmones para Javier. Aunque lo deseaba con todas sus fuerzas, el regalo llegó -como siempre- por sorpresa, tras dos años de espera y cuando en su horizonte empezaba a anochecer. Éstos son los sonidos de una madrugada de abril en el quirófano dos de la primera planta del Hospital General, donde amaneció, para Javier, una nueva vida.

Javier Sánchez (paciente trasplantado): Hola, yo soy Javier Sánchez, tengo 26 años, soy de Sevilla. Hasta los 24 años, más o menos, he ido tirando, pero luego ya he entrado en una cuesta debajo de la que no… podía salir.

María Eugenia Vílchez (periodista) -voz en off-: 29 de abril de 2009. Por fin, hay un donante para Javier. Llevaba esperándolo dos años.

José Manuel Vaquero (neumólogo): Ése es uno de los condicionantes sin el cual este trabajo no tiene sentido, ¿no? No hay trasplante sin donante.

M.E. Vílchez: Una llamada a las cinco de la tarde ha activado a los equipos de donación y trasplantes del hospital de origen del donante, y el de destino, que en esta ocasión será el Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Dr. Vaquero: Treinta personas son las que se ponen en marcha; dos equipos simultáneos: uno -el que viaja- más el equipo de aquí.

M.E. Vílchez: Javier ya está en el quirófano y el cirujano, el doctor Cerezo, y su equipo comienzan la operación. (Voz de fondo del doctor Cerezo: vamos allá). Son las once de la noche.

Francisco Cerezo (cirujano torácico): Dame una pinza.

Dr. Cano (cirujano torácico): Eh… ¿podéis subir, por favor, la coagulación a cuarenta?

Dr. Cerezo: Haremos hemostasia. Pues venga, pinzas; déjame pinzas y tijeras.

M.E. Vílchez: Mientras una parte del equipo prepara al paciente a la espera de que lleguen los pulmones, los neumólogos realizan las últimas pruebas para evitar complicaciones en el postoperatorio.

Dr. Vaquero: Lo que estamos haciendo es rellenando muestras de sangre sólo para profilaxis, para prevención de infecciones futuras.

M.E. Vílchez: Son ahora las doce y media.

Dr. Cerezo: El derecho, vamos a intentar el derecho. ¿Intentamos colapsar un momento a ver qué pasa, que voy a hacer la vena inferior? Es un pulmón enorme, ¿has clampado? Está difícil este implante, ¡eh!

M.E. Vílchez: Es la una.

Dr. Vaquero: Ya el equipo quirúrgico prácticamente ha abierto todo y ha expuesto los pulmones; han pasado todas las suturas previstas y, por el momento, va…, va bien.

M.E. Vílchez: Y mientras el equipo trabaja, llegan los nuevos pulmones para Javier.

Dr. Cerezo: Vamos a hacer el banco, ¿vale?

Dr. Vaquero: Vienen los pulmones normalmente a una temperatura de cuatro grados, en hielo picado y metido en una solución que llamamos de preservación; es una solución para disminuir el impacto que produce la extracción y luego la conservación, para que luego al reperfundir, al meterle la sangre, no haya mucho daño a nivel celular.

Dr. Cerezo: Échale hielo por encima, Dionisio, al pulmón izquierdo. Y vamos a hacer éste.

Dr. Vaquero: Ahora ya el equipo de cirugía hace un trabajo en banco, que es preparar los pulmones que vienen para acondicionarlos a la cavidad que ellos han limpiado sacando los pulmones.

Dr. Cerezo: Las venas las preparamos luego, ¡venga! ¿El pulmón? Hielo y PDS.

M.E. Vílchez: Estamos ya en la segunda fase de la operación.

Dr. Cerezo: Poned en decúbito supino al paciente, por favor. Vamos a esperar un poquito.

M.E. Vílchez: Es la una y media de la madrugada y está empezando el implante.

Dr. Cerezo: ¿De clampaje cuánto llevamos? Haced hemostasia,
¿vale?

Pues dame entonces… ¡un bisturí! Ahí creo que sangra algo en el bronquio. Dame una Allis, una pinza. Ya está ¡Oh, qué pedazo de arteria!. ¡Tírame de la arteria de los dos cabos...,sí! Venga… ¡Oye, empezad a ventilar, eh! Que vamos a perfundir. Ventilar… Venga, coge el clamp auricular; déjame una pinza. Suero calentito. Échale suero, ¡venga!.

M.E. Vílchez: En el Reina Sofía, este tipo de trasplantes son habituales.

Dr. Vaquero: Éste es el doscientos noventa y cinco o doscientos noventa y seis trasplante de pulmón desde que se inició el programa. El Reina Sofía es el único hospital de Andalucía que tiene la autorización para hacer trasplantes pulmonares.

M.E. Vílchez: Son cerca de las siete de la mañana.

Dr. Cerezo: ¡Otro puntito, venga, puntos, punto! (Dr. Cano: ‘one point’). One point, ¡punto!

M.E. Vílchez: Termina la operación.

Dr. Cerezo: Bueno, pues, afortunadamente, ha ido todo bien, todo normal. En principio, era un caso de los que podemos considerar complicados por la situación del paciente, que estaba en código preferente. Ha habido que adaptar el tamaño de los pulmones al del paciente porque eran más grandes que la cavidad torácica que tenía; pero ha ido, salvo incidencias normales, todo muy bien.

Dr. Galán (anestesiólogo): Ha terminado hemodinámicamente estable y el pulmón está funcionando muy bien. Lo trasladamos a la Unidad de Cuidados Intensivos y terminamos el trasplante.

Dra. Ibañez (neumóloga): Satisfacción ante todo, ¿no? Son muchas horas, pero se trabaja en equipo y con ganas, ¿no? Y bueno, por ahora, una primera etapa que se está superando.

-Música de fondo-

M.E. Vílchez: El primer paso ya se ha dado, Javier respira ya con sus pulmones nuevos

Dr. Vaquero: Ese acto quirúrgico es una continuación de un proceso que lleva ya, en muchos casos, meses.

M.E. Vílchez: Pero ahora quedan muchos otros pasos.

Dr. Vaquero: No se termina aquí; sigue el proceso del trasplante durante toda la vida del paciente.

M.E. Vílchez: Para Javier y para otros a los que, como a él, la generosidad de un donante y su familia, y la valía de este equipo, le hacen tener en sus manos el regalo más hermoso: el de una nueva vida.

J. Sánchez: Yo entré en quirófano sabiendo que me iba a poner bien. Sabía que, de ahí, iba a salir nuevo.

M.E. Vílchez: ¿Estás contento o no?

J. Sánchez: Contentísimo. Es como volver a empezar. Somos jóvenes y estamos deseando vivir.

-Sigue sonando la música de fondo

Estos trabajos periodísticos se pueden oír en la versión pdf del libro, que está colgada en la página Web del Hospital Universitario Reina Sofía. www.hospitalreinasofia.org.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal