Entrevista a Mayte Expósito - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Entrevista a Mayte Expósito

Testimonios


ENTREVISTA A MAYTE EXPÓSITO

Háblanos de ti.
Me llamo Matea, Maite me dicen todos, tengo 36 años y soy de un pueblo de Jaén (Torreperogil). Soy la pequeña de tres hermanos y vengo de una familia humilde y trabajadora.
Tengo un hijo, y actualmente vivimos en casa de mi madre debido a mi enfermedad y porque no puedo subsistir por mí misma, ya que no me es posible desempeñar trabajo alguno.

¿Cómo te encuentras actualmente?
Maite y su hermana María (incondicional)
Mi situación es complicada. Llevo una mochila de oxigeno desde hace cinco años y medio para poder respirar y espero un trasplante bi-pulmonar desde mayo 2010.
A pesar de que mi calidad de vida no es buena, y que dependo del oxigeno las veinticuatro horas del día, intento no pedir ayuda y hacer las cosas por mí misma, pero sin olvidar que el oxigeno está presente en cada movimiento que hago, en cada paso
. Mi superación y mis ganas de seguir adelante pese a la bombona que llevo colgada son mucho más grandes que todo eso. Intento levantarme cada día con mi mejor sonrisa, porque a pesar de los bajones, tengo que luchar por mí, por mi hijo, por la gente que está a mi alrededor que sin decir nada, están siempre, y sobre todo, para estar preparada para el día de mi trasplante.

¿Qué vida haces?

Mi vida, bueno… pues me levanto cada día para llevar a mi niño al colegio, llego a casa y me ocupo de mi ropa y de poco más, como antes he comentado vivo con mi madre y ella se encarga de la comida y de la limpieza. Con la enfermedad, no puedo hacer esfuerzos ni manejar productos de limpieza que tengan ciertos olores ni determinadas sustancias. Obviando esto, hago mi vida lo más normalizada posible, salgo con mis amigos, camino despacio y a intervalos cortos, y siempre con mi coche, sin él no podría hacer ni la mitad de las cosas que hago, es para mí, mis pies

¿Qué enfermedad tienes y cuando te la diagnosticaron?

Mi enfermedad se llama Linfangioleiomiomatosis
, es una enfermedad progresiva rara que afecta a mujeres en edad fértil, y me la diagnosticaron cuando quedé embarazada de mi hijo. Se me manifestó de una manera bastante considerable antes del embarazo y desde que yo recuerde más o menos con 11 años empezó a desarrollarse. Era un cansancio progresivo y muy lento, cada año un poco más. Te acostumbras a vivir cansándote sin darte apenas cuenta, yo notaba que las cuestas me superaban siempre, y una tos constante. Así progresivamente hasta que quedé embarazada.
Desde entonces todo fueron pruebas sin respuesta, sin diagnostico alguno, hasta que me pusieron el oxigeno tras una neumonía en el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén).

¿Cuándo te hablaron del trasplante, qué información te dieron?

Bueno del trasplante me habían hablado antes alguna vez, algún comentario, pero no me lo tomé nunca en serio, pensaba que eso era lejano, muy lejano. Fue en el Hospital Reina Sofía donde me citaron para hacerme las pruebas, y después me comentaron que necesitaba un trasplante. En este momento fue cuando me di cuenta que esto iba en serio, los médicos fueron muy claros y no pude evitar llorar: "Habrá que estar preparado mental y físicamente para lo que se avecina"
. A pesar de todo yo lo tenía muy claro, y no dudé ni un momento.

¿Qué apoyos consideras importantes para poder superar el trasplante?
El apoyo más grande por supuesto es mi familia: mis hermanos, mi madre y el primordial MI HIJO.

Sin ellos sé que todo sería muy difícil, ellos hacen que mi vida sea más fácil.Gracias a mi hijo tengo más fuerza cada día y la esperanza de poder pasear a su lado sin tener que decirle siempre que me canso, a mis amigos, al equipo médico de Reina Sofía, que son muy
cercanos y siempre estarán como nuestra segunda familia y como no, a nuestra asociación A Pleno Pulmón, gracias a la cual he conocido a tanta gente en mi misma situación y ya trasplantados, todos sois importantes en mi vida, y sois una ayuda fundamental para superar el trasplante y seguir hacia adelante.

¿Qué vida esperas llevar después del trasplante?

Bueno….ésta pregunta me supera.
Espero caminar sin cansarme, ducharme dejando caer el agua por mi cabeza, poder pasear tranquilamente sin pensar que se me acaba el oxígeno y hacer deporte que me encanta. Hacer una vida normal como cualquier persona sin tener que pensar en respirar, o en lo lejos o cerca que quedan los sitios, poder trabajar y vivir mi vida tranquilamente.

¿Qué les dirías a personas que se encuentran en tu misma situación?

No podemos permitirnos dejar de luchar, todo llega,
somos muy valientes, y seguramente nos veremos por el Hospital en mejores condiciones.
Nos queda mucho camino por andar, pero merece la pena luchar, mirar siempre hacia adelante, ¡siempre hacia adelante! ¡¡Para atrás ni para coger impulso!!

A Mayte la trasplantaron el 21 de diciembre 2012 en el Hospital Reina Sofía de Córdoba y actualmente está recuperándose favorablemente. Quiere dar las GRACIAS en especial A SU HERMANA MARÍA por todo el apoyo y atención ofrecida en su proceso de recuperación.

Dice que en la vida podrá agradecerle lo suficiente, ¡¡MIL GRACIAS!! Mayte ya respira sin ayuda de una máquina, dice poder ducharse dejando caer el agua,.. y planea todas las cosas que a partir de ahora podrá hacer y que no podía…PORQUE YA LLEGÓ.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal