Entrevista a Auxi Domínguez - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Entrevista a Auxi Domínguez

Testimonios

ENTREVISTA A AUXI DOMÍNGUEZ

Háblanos de ti.
Mi nombre es María Auxiliadora, debido a la devoción de mi padre a la virgen tras estudiar en los salesianos y a la que ha tenido que rezar continuamente por mi enfermedad Fibrosis Quística que aunque diagnosticada a los 7 años, desde el tercer día de vida ya empezaba con las bronquitis repetidamente.
Siempre bien atendida por el personal sanitario y envuelta siempre entre hospitales y enfermos, decidí estudiar medicina para intentar ayudar a los demás como hacen conmigo. Trasplantada de los dos pulmones hace algo más de 3 meses.

¿Qué destacarías del proceso de trasplante que acabas de superar?

Aunque de alguna manera nací con la idea de que algún día me llegaría el momento del trasplante por la enfermedad que me ha tocado, siempre se vive con el miedo, miedo a que llegue el momento, a que no salga bien, al cambio... Miedo que se olvida pronto cuando pasan los días tras el trasplante y vas viendo como vas mejorando día a día, y que es más leve de lo que piensas. Sientes tanta atención, apoyo y ánimos de los que te rodean que sacas más fuerzas de las que se tiene y te sientes victoriosa tras cada día que pasa.

¿Qué es lo que has vuelto a hacer después del trasplante?

Tras el trasplante he vuelto a sonreír con más fuerza y sin impedírmelo la tos, he vuelto a pasear sin limitaciones y sin el oxígeno portátil, he vuelto a ir de compras, a salir con los amigos y familias, a bailar, a correr tras mis sobrinas, a dormir 8 horas seguidas sin despertarme la tos o la fiebre, he vuelto a comer con deseo, en definitiva he vuelto a ser YO.

¿Qué le dirías a una persona que se encuentra en lista de espera de un trasplante?

Cuando la vida empieza a tornarse de gris debido a un problema de salud nunca hay que tirar la toalla pues no hay mayor beneficio que luchar y ganar la batalla. Con fe, esperanza, actitud positiva, y lo más importante, el deseo inmenso de seguir viviendo, se consigue. No hay que dejar de soñar, de proyectar el futuro, de ver a las personas que te aporten ganas de vivir, y de estar entretenida para no esperar impacientemente el trasplante, pues llegará en su debido momento y cuando menos se espera. [Seleccionar fecha]

¿Cuáles son tus proyectos ahora que estás trasplantada?
Seguir aprendiendo y enseñar: APRENDER
a cocinar, realizar deporte, viajar y disfrutar, seguir actualizando mis conocimientos médicos... siempre hay algo que aprender. ENSEÑAR a las personas que me necesiten, a los que pasan por situaciones por las que yo he pasado, enseñar que todo es posible si se desea Pero sobre todo disfrutar de la VIDA, de esta segunda oportunidad que me han regalado.

¿Consideras importante el conocer gente que ha pasado por tu misma situación?

¿Para qué te ha servido?

Siempre se aprende de las personas que ya han pasado por la misma situación, dan apoyo, ánimos para luchar, ejemplo de superación y quitan importancia a lo que tememos. Aunque a veces recibimos noticias dolorosas siempre nos aportan más fuerza y ganas de luchar y siempre se aprende.

¿Qué le dirías a tu donante?

GRACIAS por tu generosidad, tu amor y por decidir seguir respirando por mí, en cierto modo sigues viviendo en otro cuerpo y a la vez me has devuelto la vida cuando ya no tenía sentido. Cada día lucho por las 2, disfruto por las 2 y eso no tiene precio. Me siento afortunada y todo gracias a ti.

¿A quién quieres agradecer todo el apoyo que te han mostrado en tu lucha?

Lo agradezco a todo el mundo. Todos son partícipes de mi lucha. Los que promocionan la donación, el personal sanitario y no sanitario que trabajan por y para los demás, los que se preocupan y rezan por mi salud, los amigos y enemigos, pero sobre todo a mi familia, mis sobrinas, mis padres y mi marido, que son mis pies y mis manos cuando mi cuerpo no responde, sin ellos mi lucha no tendría sentido. GRACIAS.

"No te rindas...
porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás solo porque yo te quiero."
(Mario Benedetti)

Hoy puedo compartir estas dulces palabras gracias a mi donante, mañana te puede tocar a tí por ello, no te lleves los órganos al cielo porque Dios sabe que los necesitamos aquí.

Un abrazo.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal