En el Olimpo - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

En el Olimpo

Medios de comunicación > Libros y revistas > Cita con la vida

EN EL OLIMPO
DE LA SOLIDARIDAD
Por Daniel Blanco


El Hospital Reina Sofía cerró el año 2008 con récord histórico.
Las 41 donaciones multiorgánicas registradas desde enero hasta diciembre
colocaron a Córdoba en la cima internacional de las tasas de donación con
una cifra que daba vértigo: 51,3 por millón de habitantes. Para hacernos una idea de
lo que significan estos datos, Córdoba superó en casi veinte puntos a Andalucía y a
España, con 33,9 y 34,2 donantes por millón de habitantes, respectivamente, y
dobló las cifras de Estados Unidos, que ronda los 26,5. Pero la solidaridad de los
cordobeses no ha tocado techo. En 2009, el Hospital Reina Sofía batirá su propio
récord: de enero a octubre ya se han contabilizado 45 donantes,
cuatro más que en todo el año anterior.


CÓRDOBA ha pulverizado su propio récord de donación. Si desde la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) se trabaja a destajo para conseguir los 40 donantes por millón de habitantes en el cómputo global del país, el Hospital Reina Sofía sigue asombrando con unos datos que parecen de otro planeta: en 2008, se superaron todas las expectativas al alcanzar una cifra antes nunca vista, los 51,3 donantes por millón de habitantes. Era una tasa de donación histórica, la más alta de los treinta años que lleva en funcionamiento el programa de trasplantes en el complejo sanitario. Era también la más alta de Andalucía, de España y de cualquier otro lugar del mundo. Las alegrías se repiten y las cifras de 2009 -de enero a octubre, por la fecha de cierre de esta publicación- son aún mejores: en sólo diez meses se ha batido el récord del año pasado. Sí, las cifras no dejan lugar a dudas. Hasta octubre, se han registrado en el Hospital Reina Sofía 45 donaciones multiorgánicas, cuatro más que en todo el ejercicio de 2008. ¿Qué significan estos datos? Una cifra hasta ahora inédita: 56,1 donantes por millón de habitantes. (Estas cantidades NO son anuales. Corresponden a los primeros diez meses de actividad en el hospital y por lo tanto, pueden sufrir alguna modificación al final de año).

La preguntas, llegados a este punto, parecen inevitables: ¿Qué ocurre en Córdoba? ¿Cuáles son los motivos que disparan las cifras de donación? ¿Dónde está el secreto que convierte a los cordobeses en los más solidarios de España y del mundo? Ni siquiera el coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía, Juan Carlos Robles, sabe la respuesta con certeza: “Supongo que estas cifras son el resultado del trabajo de todos los profesionales, es decir, la sociedad está respondiendo a nuestro esfuerzo con solidaridad. Desde aquí, le doy las gracias. Nosotros nos entregamos a nuestro cometido con dedicación, estamos cada día al pie del cañón y pendientes de los enfermos que pueden convertirse en posibles donantes, y la población cordobesa nos hace las cosas más fáciles con su generosidad. Supongo que también influye el factor suerte porque me consta que en todos los hospitales de España trabajan sin descanso en este sentido, pero ellos no tienen nuestra tasa de donación”. Aun así, estas cifras -56,1 donantes por millón de habitantes hasta octubre- pueden mejorar cuando se contabilicen los nuevos casos que se produzcan hasta final de año. Los datos de los que se disponen hasta el momento suponen un crecimiento del 10% con respecto al año anterior y de casi un 30% con respecto a 2007, cuando se registraron 35 donaciones multiorgánicas. Si echamos la vista algo más atrás, la comparativa asombra: en 1995, la tasa estaba en 13,1 donantes por millón de habitantes; en el año 2000, se llegó a los 23,5 y en 2005, ya se alcanzaron los 42,1. Es decir, en 14 años -desde 1995 a 2009- se ha incrementado en más de 40 puntos la tasa de Córdoba en la donación de órganos. El doctor Robles se alegra, pero mantiene la cautela: habla de “lucha permanente y sin tregua”, de “no bajar la guardia” y de “por supuesto, seguir mejorando”. “Claro que es importante subir la tasa de donación, aunque también hay que trabajar duro para que no descienda”, reflexiona.

Es cierto que esta tasa de donación coloca a Córdoba en el Olimpo de la solidaridad, pero Juan Carlos Robles aclara que los beneficiarios de esta generosidad son todos los españoles: “Las donaciones se producen en este hospital y sí, suelen ser de fallecidos de Córdoba y su provincia, pero los receptores pueden ser de cualquier parte de España, porque los órganos se reparten atendiendo a criterios médicos y de compatibilidad”. Los datos de Córdoba son también un triunfo para todo el país.

Los donantes posibles

Debe haber alguna explicación lógica a esta imparable subida de la tasa de donación y más aún, cuando los donantes por accidente de tráfico continúan afortunadamente descendiendo gracias a las campañas informativas de la Dirección General de Tráfico (DGT) y a la entrada en vigor del carné por puntos. El coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía, con más de trece años en el cargo, cree que parte de este éxito reside en la detección del posible donante. “Se ha mejorado la política en este campo. Estamos atentos a todos los enfermos con derrame cerebral y a los que pueden entrar en muerte encefálica, porque ellos son los posibles donantes. Por ejemplo, ahora seguimos también muy de cerca a los pacientes de 70 años, algo que hace dos décadas ni se valoraba. Vamos avanzando mucho en ese sentido y parece que los resultados están siendo muy positivos”. ¿Puede que también haya disminuido la negativa familiar en 2009? Robles lo niega. “Los datos se mantienen: entre un 80 y un 85% de los familiares de los posibles donantes continúa dando su autorización a entregar los órganos. Aun así, hay que seguir incidiendo en ese punto porque todavía una de cada diez familias se muestra reticente a la donación”, explica.

Siguiendo con la tónica de los últimos tiempos, la edad media del donante vuelve a subir, imparable, y se sitúa en los 56 años, uno más que en 2008. La disminución de la siniestralidad en las carreteras es la causante de este envejecimiento progresivo del donante medio. Centrándonos en los datos de Córdoba durante el periodo que va de enero a octubre de 2009, un 44,5% de los donantes tenía más de 60 años, es decir, 20 de los 45 donantes. Si contabilizamos a los mayores de 45 años, el porcentaje alcanza el 80%. Evidentemente, este envejecimiento del donante medio trae consecuencias inmediatas: por una parte, la reducción de la calidad de los órganos donados -más desgaste cuanto más tiempo vivido- y por otra, que no puedan utilizarse todos los órganos de un donante. Los más delicados suelen ser los pulmones y los más resistentes, los riñones.

Con respecto a la muerte del donante, la principal causa de fallecimiento fue el accidente cerebrovascular agudo, en el 71% de los casos, seguido del traumatismo craneoencefálico, con un 13%. Curiosamente, sólo un 4,5% de los donantes entró en muerte cerebral tras un accidente de tráfico. Separándolos por sexo, el 44,5% de los donantes era hombre. El resto -un 55,5%-, mujeres.

Para cerrar este repaso al proceso de donación y trasplantes en Córdoba durante los diez primeros meses de 2009, los datos anuncian que se han realizado 223 trasplantes, la mayoría de hígado, riñón y médula ósea. Esta cifra aún queda lejos de los 283 que se hicieron en todo el ejercicio 2008, pero habrá que esperar al cómputo anual para hacer la comparativa. Los injertos realizados hasta octubre se dividen de la siguiente forma: 55 fueron de hígado, 44, de riñón; 43, de médula ósea; 33, de córnea; 25, de pulmón; 17, de corazón y 6, de páncreas. Atención, no se debe buscar correspondencia entre el número de donaciones -45- y el de trasplantes registrados en el Hospital Reina Sofía -223- por una razón muy sencilla: al centro hospitalario llegan órganos de todos lo puntos de España para los pacientes que entran en código cero o cuando está en Córdoba el enfermo más compatible con algún órgano donado en otro lugar del país. Del mismo modo, desde Córdoba también se envían órganos a otros puntos del territorio español o europeo cuando las circunstancias así lo requieren. Por lo tanto, las cifras de donación y trasplantes son independientes, sin ningún tipo de relación.


Innauguración de la exposición 'Donantes de vida' durante la VI Semana del

Donante (200) en el Hospital Reina Sofía



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal