El mensaje de Almodóvar - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El mensaje de Almodóvar

Medios de comunicación > Libros y revistas > Cita con la vida

EL MENSAJE
DE ALMODÓVAR
Por Juana Jiménez


PEDRO ALMODÓVAR tiene un mensaje para la sociedad española.
El cineasta manchego se ha posicionado de forma contundente a favor
de la donación, y lo ha hecho como mejor sabe hacerlo: a través de sus películas.
En ‘La Flor de mi secreto’ ya esbozó el asunto, pero no fue hasta ‘Todo sobre mi madre’,
cuando el director abordó la donación de forma descarnada y esperanzadora. Su ‘sí’ a
entregar los órganos era alto y rotundo. La cinta, con una repercusión internacional
apabullante, ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 1999.
El mensaje de Almodóvar llegaba así a medio mundo.


QUÉ RAZÓN   tan grande que Una imagen vale más que mil palabras y mucho más cuando lo que se quiere transmitir es tan humano y tan solidario que todas las palabras son pocas para convencer de que hay que apostar por la vida a pesar de la muerte y para explicar cómo afrontar determinadas circunstancias, que de una manera u otra nos tocan a todos los seres humanos. Y así es como la cultura desde que el mundo es mundo ha convertido la  muerte y la fina línea que la separa de la vida en ejes principales de su manifestación. Entre estos dos lugares está la donación de órganos: dos caras de una misma moneda.

La cultura y el arte -en todas sus vertientes: la pintura, el teatro y el cine, por nombrar sólo algunas- son puramente las manifestaciones más humanas y profundas de las ideas, pensamientos y sentimientos de todas las personas y qué mejor vehículos que éstos para hacer llegar a la sociedad el mensaje de la donación. Porque el arte y sus  creaciones también son decisiones que influyen en la sociedad, son pasadizos que nos llevan a lo más remoto de nuestra existencia, a ese lugar donde las palabras a veces no llegan. Aquí es donde el cine se convierte en una ficción que no supera la realidad, sino que se muestra fiel y comprometido con ella. Y también con la vida. Y ésa es la palabra clave que relaciona la donación con el cine, "la vida", donde la creación artística y el trabajo de profesionales de la interpretación y de la producción cinematográfica encuentran en la donación de órganos un argumento para contar una historia, llenando de razones y poniendo rostro humano, nombre y sentimientos a tantas personas anónimas que de manera altruista y desde la esperanza se mueven para que la donación sea una realidad que salve vidas.

Y así fue como el cine se acercó al mundo de la donación de órganos y especialmente a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en la década de los noventa de la mano de uno de los directores españoles con mayor reconocimiento: Pedro Almodóvar, que según cuentan algunos de sus allegados y desde la ONT, quedó impresionado por una noticia aparecida en prensa donde se informaba de la labor que realiza una enfermera de la ONT, Mamen Segovia, que imparte cursos para que el personal sanitario aprenda a comunicar de la mejor manera determinadas noticias que producen mucho dolor en los familiares de los enfermos.

Pedro Almodóvar se puso en contacto con la ONT y desde ahí comenzó una relación basada en el respeto y sobre todo, en un compromiso de comunicar correctamente el mensaje de la donación de órganos que ha sido abordado en algunas de sus películas, como La flor de mi secreto, y en Todo sobre mi madre, donde Cayetana Guillén Cuervo interpreta el papel de Mamen Segovia. Según cuenta ella misma, Pedro Almodóvar quiso ser muy cuidadoso con este personaje en concreto y con el tema de la donación de órganos en general. "Fue muy meticuloso porque quería una comunicación adecuada", señala Cayetana. Ella misma explicó en una reunión de coordinadores de trasplantes que después de investigar ha llegado a la conclusión de que no hay en el cine español ejemplos de películas que hayan abordado el tema de la donación de órganos de forma negativa. Por este motivo sólo nos queda dar las gracias y animar al resto de creadores a acercarse al mundo de la donación de órganos; pues la cultura es la forma más sutil y eficaz de transmitir mensajes positivos y llenos de esperanza, principios de la Organización Nacional de Trasplantes y todas las personas que trabajan por este fin.



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal