Donación y trasplante - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Donación y trasplante

Donación y trasplante




Cómo es el proceso de Donación y Trasplante?


En España la donación y el trasplante están regulados por la Ley de Trasplantes, que garantiza el altruismo de la donación y la equidad en el acceso al trasplante. La donación sólo puede realizarse en un Hospital Autorizado que debe reunir una serie de requisitos. Tras el fallecimiento, el equipo de Coordinación de Trasplantes:
• Corrobora el diagnóstico de muerte del Donante.
• Comprueba que se han cumplido todos los requisitos marcados por la Ley.
• Valora los órganos y tejidos que pueden ser válidos para trasplantar.
• Consulta a la familia sobre la voluntad del fallecido en relación con la donación de órganos.
• La Coordinación Hospitalaria de Trasplantes y la Organización Nacional de Trasplantes, pone en marcha los mecanismos que permitan llevar a cabo con éxito la donación y el trasplante en los receptores más adecuados. En todo el proceso pueden llegar a intervenir más de 100 profesionales, sanitarios y no sanitarios.


¿Quién puede ser donante?


Puede ser donante de órganos toda persona que en vida decida que, a su muerte, sus órganos sirvan para salvar o mejorar la vida de otros. Sin embargo, debe saber que pese a nuestro deseo de ser donante de órganos, no todos podremos serlo, ya que para ello, será necesario que el fallecimiento acontezca una Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital. Es en estas unidades dónde es posible realizar la preservación de los órganos y las pruebas necesarias para realizar una correcta valoración de cada potencial donante.

Será el equipo médico quien, una vez realizadas todas las pruebas necesarias, dictamine si el fallecido puede ser donante y de qué órganos.


Cuantos más donantes haya, mayor tranquilidad para ti y los tuyos, y para miles de personas que, como tu, hoy no necesitan un trasplante pero que, en un futuro pueden llegar a requerirlo.

En la donación no hay frontera, te puedes encontrar en cualquiera de los "dos lados".


Hacerse Donante


En la donación, no hay límites, no existen fronteras ya que la vida de muchas personas está pendiente de un trasplante. Todos podemos ser donantes desde cualquier edad(desde recién nacidos hasta los 70 o más) pero se requieren algunas condiciones mínimas para ser donante : Se debe gozar de buena salud hasta el momento de la donación(no pueden tener cáncer ni otras enfermedades infecciosas o de causa poco clara que se puedan trasmitir con la donación .Todas las personas pueden encontrarse a lo largo de su vida en cualquiera de” los dos lados “. Por tanto , la voluntad de las personas que en vida decidan que después de su muerte sus órganos y tejidos salven o mejoren la vida de otros y hayan transmitido a sus familiares más directos dicha voluntad, ésta deberá ser respetada. Cuántos más donantes existan, mayor probabilidad de trasplantes habrá para una persona que se encuentra en situación de espera.

En España existen más de 5000 enfermos que necesitan un trasplante. Por ello ,es importante que comuniquemos nuestra decisión de ser donantes a nuestras familias ,para que cuando fallezcamos se pueda cumplir la donación y el o los trasplantes subsecuentes .

Los donantes fallecidos contribuyen con el mayor número de órganos y tejidos para otros pacientes; una persona fallecida en la UCI de un Hospital, al estar conectado a un respirador, sus órganos se siguen oxigenando y por tanto funcionando de forma artificial , por lo cual pueden ser validos para trasplantes y así salvar la vida de otras personas. No obstante también, los donantes a corazón parado y los donantes vivos son una fuente de órganos y tejidos para trasplantes .

Los órganos y tejidos no deben ser comprados o vendidos o generar cualquier ganancia financiera a la persona a quien se le han extraído o a un tercero, sea un individuo o una corporación como un hospital.

En un donante potencial no hay respiración, sino que una máquina

¿ Cómo hacerse donante? ¡¡HAZTE DONANTE!!.


Existen actualmente dos opciones, no excluyentes, a la hora de hacerse donante de órganos, éstas serían:

  • Solicitar la tarjeta de donante

  • Inscribirse en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas


1. Tarjeta de donante de órganos y tejidos

  •    ¿Qué es la tarjeta de donante?

  •    ¿Dónde se consigue una tarjeta de donante?


¿Qué es la tarjeta de donante?

Es un documento que se solicita y formaliza en vida. En él se declara la voluntad de que se proceda a la donación de órganos y tejidos tras la muerte. Este documento no es imprescindible en España para ser donante, si bien algunas personas lo consideran útil y desean llevarlo como un compromiso adicional a su decidida voluntad de donación. No obstante, la posesión de un carné de donante no obvia que la familia conozca nuestro firme deseo de donación. Ellos siempre serán informados y consultados respecto a la donación por los médicos del hospital que atendieron al fallecido tras la enfermedad o accidente y podrán refrendar esa voluntad de donación expresada formalmente tiempo atrás.

Puedes solicitarla a nuestra Asociación: info@aplenopulmon.org


Tarjeta de Donante de la Junta de Andalucía.
              
  

¿Dónde se consigue una tarjeta de donante?

La tarjeta de donante se puede conseguir en diferentes sitios. Siempre es gratuita y tenerla no implica un compromiso definitivo. Puede anularse siempre que el donante lo desee. Se expide en instituciones públicas como Consejerías de Salud, Coordinaciones hospitalarias de trasplante, Servicio de Información al usuario de hospitales y Centros de Salud, Organización Nacional de Trasplantes; o privadas como asociaciones de enfermos renales y de trasplantados de hígado, corazón o riñón. Ahora también puede conseguir su tarjeta de donante solicitándola por correo a la Coordinación Autonómica de Trasplantes del Servicio Andaluz de Salud, o mediante el teléfono 901 40 00 43

2. Registro de Voluntades Vitales Anticipadas

Desde la puesta en marcha, en mayo del 2004 de este Registro, cualquier ciudadano puede dejar constancia en el mismo, entre otros aspectos, sobre su voluntad de ser donante de órganos y tejidos.

Este Registro es de obligada consulta y debe ser respetado obligatoriamente por los responsables de su atención sanitaria.

La información completa sobre este procedimiento se encuentra en la página web de la Oficina Virtual del Sistema Sanitario Público de Andalucía (Inters@s), no obstante le ofrecemos un resumen con los pasos a seguir:

Primer paso: Solicitar una cita en el teléfono de Salud Responde (902 505 060)

Segundo paso: En el anterior teléfono le darán una cita en la Delegación de Salud más próxima a su domicilio, donde deberá dirigirse con los siguientes documentos:

  •    Documento nacional de identidad o pasaporte

  •    Formularios específicos sobre este Registro:

  • Inscripción en el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas

  • Declaración de voluntad vital anticipada

  • Aceptación del representante (si se elige esta opción)

  • Aceptación del sustituto del representante (igual que el anterior)

   Los formularios se encuentran disponibles en todos los centros sanitarios públicos andaluces, así como descargables, en Inters@s.

Por último recordarle que independientemente de la opción que elija para hacerse donante, la comunicación de esta decisión a sus familiares, amigos y allegados, según nuestra experiencia, es el mejor procedimiento para conseguir que su deseo se lleve a cabo, logrando también:

   
1. Promover un debate familiar que hace aflorar y aclara las posibles dudas que existan sobre la donación de órganos y tejidos.
   
2. Conseguir que esta voluntad de donación sea reconocida y asumida por sus allegados. De esta forma evitaremos el dolor añadido de su aceptación en momentos emocionalmente muy complicados.


ORGANIZACIÓN NACIONAL DE TRASPLANTES (ONT)


La Organización Nacional de Trasplantes es un organismo técnico del Ministerio de Sanidad y Consumo, sin atribuciones de gestión directa y cuya misión fundamental es la promoción, facilitación y coordinación de la donación y el trasplante de todo tipo de órganos, tejidos y médula ósea. La Organización Nacional de Trasplantes se crea sobre el papel en una Resolución de 27 de junio de 1980, sin embargo no se llega a desarrollar una infraestructura física y dotación de personal hasta finales de 1989. Ello se produce en respuesta a las dificultades por las que atravesaban los programas de trasplantes de órganos sólidos en España a finales de los años 80. Los profesionales sanitarios demandaban un organismo sobre el cual poder articular las acciones necesarias para atender a las demandas crecientes de este sector y los pacientes en espera de un órgano demandaban una solución a las largas esperas que tenían que afrontar debido a la limitada disponibilidad de órganos para trasplantes.

El objetivo principal de la ONT es por lo tanto la promoción de la donación, y el consiguiente incremento de órganos disponibles para trasplantes., tras el cual vienen todo el resto de funciones que la ONT desarrolla. La ONT actúa a modo de agencia de servicios para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, procura el incremento continuado de la disponibilidad de órganos y tejidos para trasplante y garantiza su más apropiada y correcta distribución de acuerdo al grado de conocimientos técnicos y a los principios éticos de equidad que deben presidir la actividad trasplantadora

Para más información, pincha AQUÍ.

Coordinación Autonómica de Trasplantes:


Coordinación Autonómica de Trasplantes, junto con las del resto de las Comunidades Autónomas del Estado Español, está integrada en la Organización Nacional de Trasplantes (O.N.T.)


Actualmente las ocho provincias andaluzas están agrupadas en cinco sectores que son los siguientes:

  • Sector I constituido por la provincia de Cádiz. El centro de referencia es el Hospital "Puerta del Mar", de Cádiz.

  • Sector II que engloba la provincia de Córdoba. El Hospital "Reina Sofía" es el centro de referencia.

  • Sector III que integra las provincias de Granada y Jaén, siendo el Hospital "Virgen de las Nieves" su centro de referencia.

  • Sector IV que abarca las provincias de Málaga, Almería, Ceuta y Melilla, siendo el Hospital Regional de Málaga el centro de referencia. Los hospitales de Ceuta y Melilla no pertenecen al Servicio Andaluz de Salud, pero está adscritos organizativamente a la Coordinación Autonómica de Trasplantes a efectos del Programa de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos de Andalucía.

  • Sector V que acoge la provincia de Sevilla y Huelva, siendo el Hospital "Virgen del Rocío" su centro de referencia.


La Coordinación Autonómica de Trasplantes tiene una estructura piramidal, en cuyo vértice se encuentra el Coordinador Autonómico Andaluz. Está integrada dentro del ámbito de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, ubicada en los Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud de Sevilla y está formada por el siguiente personal:

  • Coordinador Autonómico: Dr. D. Manuel Alonso Gil, F.E.A. de Nefrología.

  • Adjunto a la Coordinación Autonómica: Dra. D.ª Natividad Cuende Melero. Médico.

  • Asesores Técnicos:

  • Dr. D. Pablo Castro de la Nuez. Médico.

  • Dr. D.ª Antonia Álvarez Márquez. Médico.

  • Dra. D.ª Concepción Diaz Aunión. Médico.

  • D. Jesús Huet Ruiz-Matas. Enfermero y Psicólogo.

• Administrativas: D.ª María José Sánchez-Trincado Pavón y D.ª María Antonia Jurado Blanco.

¿Cómo están estructurados los Sectores?

SECTOR CÁDIZ
• Coordinador Sectorial: Dr. D. José Manuel Jiménez Moragas. F.E.A. de UCI del Hospital "Puerta del Mar" de Cádiz.
• Coordinadores Intrahospitalarios, distribuidos en los siguientes hospitales.

  • Hospital "Puerta del Mar", de Cádiz:

 Dña Lourdes Benitez Ruíz. Enfermera.
 Dr. D. Julio Pastorín Rodríguez. F.E.A. de UCI.

  • Hospital del S.A.S. de Jerez de la Frontera (Cádiz):

 Dr. D. Francisco Carrizosa Carmona. F.E.A. de UCI.

  • Hospital Universitario de Puerto Real, de Cádiz:

 Dra. D.ª Pilar Martínez García. F.E.A. de UCI.

  • Área Hospitalaria "Campo de Gibraltar", de Cádiz:

 Dr. D. Luis Vallejo Sánchez F.E.A de UCI.
 Dña. Carmen Diego Estévez, Enfermera.


Hospital Puerta del Mar


C/ Ana Viya 21
11009 Cádiz
Teléfono: 956 002 100
http://www.hupm.com/

SECTOR CÓRDOBA
• Coordinador Sectorial: Dr. D. José María Dueñas Jurado, F.E.A. de UCI del Hospital "Reina Sofía" de Córdoba.
• Coordinadores Intrahospitalarios, distribuidos en los siguientes hospitales:

  • Hospital "Reina Sofía", de Córdoba:

 Dr. D. Juan Carlos Robles Arista, F.E.A. de UCI.
 D. Bibián Ortega Lopera. Enfermero.
 D. José Luís Medina Almansa. Enfermero.

•Administrativo: D. Rafael Ángel Osuna Palomino

Hospital Universitario Reina Sofía


e-mail: juanc.robles.sspa@hrs.juntadeandalucia.es
Av. Menéndez Pidal s/n
14004 Córdoba
Teléfono: 957 010 441
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/hrs3

SECTOR GRANADA-JAÉN
• Coordinador Sectorial: Dr. D. José Miguel Pérez Villares, F.E.A. de UCI del Hospital "Virgen de las Nieves" de Granada.
• Coordinadores Intrahospitalarios, distribuidos en los siguientes hospitales:

  • Hospital "Virgen de las Nieves", de Granada:

 D. Blas Baquedano Fernández. Enfermero.
 Dr. D. Ramón Lara Rosales. F.E.A. de UCI.
 D. Manuel José Burgos Fuentes. Enfermero.

  • Hospital Universitario "San Cecilio", de Granada:

 Dr. D. José Martos López. F.E.A. de UCI.
 D.ª Elisabet Patricia Fuentes García. Enfermera.

  • Hospital "Santa Ana", de Motril:

 Dr. D. Raimundo García del Moral Martín. F.E.A. de UCI.

  • Hospital de Baza:

 Dr. D. Antonio García Horcajadas. F.E.A. de UCI.

  • Complejo Hospitalario de Jaén:

 Dra. Dña. Antonia Morente Valle. F.E.A. de UCI.
 D. Cristobal Liébanas Pegalajar. Enfermero.

  • Hospital San Agustín de Linares

 Dr. D. José Antonio Camacho Pulido. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "San Juan de la Cruz" de Úbeda

 Dr. D. Melchor Quero Salido. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "Alto Guadalquivir" de Andújar

 Dra. D.ª Silvia Galindo Rodríguez. F.E.A. de UCI.


Granada
Hospital Virgen de las Nieves


C/Fuerzas Armadas 12
   18005 Granada
   Teléfono: 958 020 000
 http://www.hvn.es/

Jaén
Hospital Ciudad Jaén


Av. Del Ejercito Español, 10
23007 Jaén
Teléfonos: 953 299 000//953 262 002
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/chj/index.php?id=75&nv=3



SECTOR MALAGA-ALMERIA-CEUTA-MELILLA
• Coordinador Sectorial: Dr. D. Miguel Ángel Frutos Sanz. F.E.A. de Nefrología del Hospital Regional de Málaga.
• Coordinadores intrahospitalarios, distribuidos en los siguientes hospitales:

  • Hospital Regional de Málaga:

 D.ª Pilar Ruiz Guerra. Enfermera.
 D. Juan José Mansilla Francisco. Enfermero.
 Dr D. Miguel Lebrón Gallardo. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "Virgen de la Victoria", de Málaga:

 Dr. Domingo Daga Ruiz. F.E.A. de UCI.
 D.ª Margarita Carballo Ruiz. Enfermera.

  • E.P. Hospital "Costa del Sol", de Málaga:

 Dr. Dolores Briones López. F.E.A. de UCI.

  • Hospital de Antequera, de Málaga:

 Dr. Alejandro Vázquez Vicente. F.E.A. de UCI.

  • Hospital Comarcal de la Axarquía, de Málaga:

 Dra. Mónica Delange Van der Kroft. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "Torrecárdenas", de Almería:

 Dr. Francisco Guerrero Gómez. F.E.A. de UCI.
 D.ª Rosario Ortuño Moreno. Enfermera.

  • Hospital de la Cruz Roja, de Ceuta (Dependiente del Insalud):

 Dra. D.ª Irene Martínez Bagur. F.E.A. de UCI.

  • Hospital de Melilla (Dependiente del Insalud):

 Dr. D. Alberto Levy Aserraf. F.E.A. de UCI.


Málaga
Hospital Regional de Málaga


C/ Jorge Silvela s/n
29014 Málaga
Teléfono: 952 650 780
http://www.carloshaya.net/

Almería
Hospital del SAS Torrecardenas

Paraje de Torrecardenas s/n
04009 Almería
Teléfono: 950 016 000
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/htorrecardenas/


SECTOR SEVILLA-HUELVA.
• Coordinador Sectorial: Dra. D.ª María Teresa Aldabó Pallas F.E.A. de UCI. del Hospital Universitario "Virgen del Rocío" de Sevilla.
• Coordinadores Intrahospitalarios, distribuidos en los siguientes hospitales:

  • Hospital Universitario "Virgen del Rocío", de Sevilla:

 D.ª Ana Isabel Gallego Corpa. Enfermera.
 D.ª Elena Correa Chamorro. Enfermera.
 Dr. D. Jaume Revuelto Rey. F.E.A. de UCI.

  • Hospital Universitario "Virgen Macarena", de Sevilla:

 Dr. D. Emilio Álvarez Márquez, F.E.A. de UCI.
 D.ª Ana Coronil Jiménez. Enfermera.

  • Hospital Universitario "Ntra. Sra. de Valme", de Sevilla:

 Dr. D. Francisco Jesús Ortega Vinuesa. F.E.A. de UCI.

  • Hospital la Merced de Osuna (Sevilla):

 Dr. D. Emilio Muñoz Collado. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "San Juan de Dios" del Aljarafe (Sevilla):

 Dr. D. Fernando Maroto Monserrat. F.E.A. de UCI.

  • Hospital "Juan Ramón Jiménez", de Huelva:

 Dra. D.ª Francisca Isabel Cabeza Cabeza. F.E.A. de UCI.
 D.ª Mª del Carmen García Díez. Enfermera.

  • Hospital "Infanta Elena", de Huelva:

 Dr. D. José Ignacio Ortiz Mera. F.E.A. de UCI.

  • Hospital de Riotinto, de Huelva:

 Dra. Dña. Alejandra Álvarez Sáinz. F.E.A. de UCI.

•Administrativa: D.ª Maria Auxiliadora Roncero Rodríguez.

Sevilla
Hospital Universitario Virgen del Rocío

e-mail: trasplantes.sspa@juntadeandalucia.es
Av. Manuel Siurot s/n
41013 Sevilla
Teléfono: 955 012 544
http://www.huvr.es/

Huelva
Hospital General Juan Ramón Jiménez

C/ Ronda Norte, s/n
21005 Huelva
Teléfono: 959 016 000
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/centros/detalle.asp?IdCentro=16449



Aspectos legales del trasplante y la donación

El modelo español de donación de órganos y tejidos goza de gran prestigio en el ámbito médico mundial y ha sido objeto de estudio e imitación en distintos países. Se pueden señalar distintos factores para explicar este fenómeno pero en gran parte se debe a la profesionalización de todo el proceso de donación 1.
Debido a la introducción de técnicas de ventilación artificial, muchos países tuvieron que legislar sobre la muerte encefálica, concepto que apareció relacionado con estos avances, superando el clásico que asociaba la muerte únicamente a la parada cardiorrespiratoria. Paralelamente se fueron desarrollando las primeras experiencias sobre trasplantes. La evolución de los trasplantes como técnica consolidada, unida a la posibilidad de diagnosticar la muerte encefálica, obligó a regular legalmente el proceso de donación y trasplante de órganos y tejidos en los distintos países.
Cualquier legislación relativa a trasplantes en cadáveres debe reunir un mínimo de requisitos según Matesanz y col 2:
– Establecer criterios legales y éticos para diagnosticar la muerte cerebral, debiendo realizar el diagnóstico de muerte facultativos distintos a los que forman el equipo trasplantador.
– Contemplar el respecto a los deseos del fallecido, según el deseo o rechazo expresado en vida a la donación de órganos y tejidos.
– Garantizar el carácter altruista de la donación, el anonimato del donante y el uso de criterios médicos en la distribución de órganos a pacientes en lista de espera.
El precedente legislativo español en materia de trasplantes es la Ley de 18 de diciembre de 1950 sobre la obtención de piezas anatómicas para injertos procedentes de cadáveres 3. En ésta se contemplaba la posibilidad de extraer de los cadáveres piezas anatómicas, órganos o tejidos (como huesos, cartílagos, piel y ojos) dentro de las 24 horas siguientes a la muerte de una persona, siempre que el fallecido hubiese manifestado documentalmente su consentimiento en vida o bien no hubiera oposición de los familiares. En los casos de muerte violenta, debía autorizarlo asimismo la autoridad judicial.
En 1978 el Consejo de Europa emitió una recomendación [R(78)29] sobre armonización de las legislaciones de los estados miembros respecto de la extirpación, injertos y trasplantes de material humano 4. Su finalidad era servir de guía para los distintos países europeos a la hora de elaborar sus legislaciones sobre trasplante. Establecía en el caso del donante vivo la necesidad de obtener el consentimiento del mismo, limitándose las posibilidades de extracción en personas incapaces o en caso de riesgo sustancial de salud. En el caso del donante cadáver recoger la necesidad de respetar la decisión del fallecido expresada en vida estableciendo, en su caso, la posibilidad de recabar la opinión de la familia, contemplando el principio de confidencialidad. En ambos casos, ningún material obtenido para la donación debe ser ofrecido con fines de lucro. Esta recomendación sirvió de guía para elaborar la Ley 30/1979 5, primera norma española que trataba específicamente el trasplante de órganos y que asociado al RD 426/1980, que desarrollaba la Ley anterior, se consideraron entonces como unas de las normas más avanzadas de nuestro entorno.
La legislación española vigente sobre donación y trasplante de órganos y tejidos establece los siguientes principios 6:

  • – Gratuidad, legitimidad.

  • – Requisitos que debe cumplir el donante cadáver.

  • – Requisitos donante-receptor.

  • – Confidencialidad.

  • – Coordinación.

Al referirnos a los aspectos legales de la donación y trasplante de órganos y tejidos desde el punto de vista normativo, conviene distinguir entre distintos preceptos legales:

  • – Normas legales generales relativas a derechos de los pacientes y que recogen principios que deben ser tenidos en cuenta en cualquier norma legal que tenga que ver con la salud de las personas.

  • – Normas legales generales relativas a donación y trasplante de órganos y tejidos y que suponen la legislación básica en este campo.

  • – Normas específicas nacionales o autonómicas que regulan aspectos concretos de este campo que no son objeto de la visión legislativa general que pretende este artículo, pero que en el caso de la Comunidad Foral de Navarra incluyen normas que regulan la coordinación técnica y administrativa del programa de trasplante de órganos, tejidos y otras piezas anatómicas 7 o la posibilidad de inhumación de un cadáver antes de las 24 horas de su fallecimiento si se han obtenido de ellos órganos, tejidos o piezas anatómicas para trasplante o el traslado de cadáveres en vehículo de transporte sanitario dentro de la Comunidad con destino a un centro sanitario extractor de tejidos 8.

Por último, y previamente a desarrollar la legislación, es necesario definir de qué hablamos cuando nos referimos al concepto legal de órganos y tejidos, y que excluye específicamente esta legislación, bien porque está recogido en otras normas legales, bien porque específicamente no se incluye en ésta.
Legalmente órgano se define como aquella parte diferenciable del cuerpo humano constituida por diversos tejidos que mantienen su estructura, vascularización y capacidad para desarrollar funciones fisiológicas con grado importante de autonomía y suficiencia. Son en este sentido órganos: los riñones, el corazón, el hígado, el páncreas, los pulmones, el intestino y cuantos otros con similar criterio puedan ser extraídos y trasplantados de acuerdo con los avances científico-técnicos 9.
Tejido humano se define como todas las partes constituyentes del cuerpo humano, incluyendo los residuos quirúrgicos y las células. También se incluyen los productos que incorporen tejidos o células de origen humano o se deriven de ellos 10.
No están reguladas por esta legislación las cuestiones relativas a sangre, plasma, embriones, fetos humanos y gametos, tejidos y órgano obtenidos para fines diagnósticos, pelo, uñas y placenta, autopsias clínicas y donación de cadáver para estudio.

NORMALES LEGALES GENERALES RELATIVAS A DERECHOS DE LOS PACIENTES

Las normas generales relativas a derechos de los pacientes y que recogen principios que deben ser tenidos en cuenta en cualquier norma legal que tenga que ver con la salud de las personas y que por tanto guardan relación con la legislación de trasplante y donación de órganos y tejidos son:

  • – La Constitución española 11.

  • – La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad 12.

  • – El Convenio de 4 de abril de 1997, ratificados por Instrumento de 23 de julio de 1999. Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina 13.

  • – La Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica 14.

La Constitución española 11 recoge en su artículo 43.1 que se reconoce el derecho a la protección de la salud y en este sentido toda la legislación sobre trasplante y donación sigue este principio al establecer la finalidad terapéutica como objetivo primordial de toda actuación en el campo de la donación de órganos y tejidos.
La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad 12 y la Ley 41/2005, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y la práctica clínica 14 recogen los principios básicos que animan la legislación y la práctica clínica de los trasplantes en nuestro país, esto es, los principios de no discriminación, respetando la equidad en la elección del receptor, el de confidencialidad, el de libre elección que solo se consigue tras recibir el paciente (donante o receptor según sea el caso) una información adecuada y el de que quede constancia escrita de todo su proceso.
El Convenio de Oviedo, para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina 13 recoge en lo referente a la extracción de órganos y tejidos en donantes vivos, que sólo se podrá hacer ésta en interés terapéutico del receptor y con consentimiento explícito por escrito y/o ante autoridad del donante. Referente a la extracción de órganos o tejidos de un incapaz, niega la posibilidad de que se realice ésta, salvo que no se disponga de un donante capaz y en ese caso, el receptor y el donante deben ser hermanos. La finalidad de la extracción debe ser preservar la vida del receptor y sólo se podrá hacer ésta tras obtener el consentimiento de sus representantes legales y/o autoridad.

NORMAS LEGALES GENERALES RELATIVAS A DONACIÓN Y TRASPLANTE DE ÓRGANOS Y TEJIDOS

Constituyen la legislación básica en este campo. Son la Ley 30/1979, de 27 de octubre, de extracción y trasplante de órganos 5, el RD 411/1996, de 1 de marzo, que regula las actividades relativas a la utilización clínica de tejidos humanos 10 y el RD 2070/1999, de 30 de diciembre que regula las actividades de obtención y utilización clínica de órganos humanos y la coordinación territorial en materia de donación y trasplante de órganos y tejidos 9. Este último deroga el RD 426/1980 modificando distintos aspectos que la práctica clínica demostró que necesitaba una regulación mas adaptada a los avances científicos.

PRINCIPIOS GENERALES

La Ley 30/1979, de 27 de octubre, de extracción y trasplante de órganos 5 recoge de forma general cuestiones relativas a la gratuidad y confidencialidad de la donación, a los requisitos para la donación tanto en donante vivo como en donante fallecido, estableciendo los requisitos básicos para la certificación de la muerte y señala la necesidad de facilitar la constitución de organizaciones de carácter autonómico y nacional.
El RD 411/1996, de 1 de marzo que regula las actividades relativas a la utilización clínica de tejidos humanos 10 y el RD 2070/1999, de 30 de diciembre que regula las actividades de obtención y utilización clínica de órganos humanos y la coordinación territorial en materia de donación y trasplante de órganos y tejidos 9 tienen unas normas y principios generales que comparten. Estos son:

  • – Voluntariedad, altruismo, gratuidad, ausencia de ánimo de lucro y anonimato en el proceso de donación y trasplante.

  • – Asegurar la equidad en la selección de receptores.

  • – Minimizar riesgos y complicaciones.

  • – Establecer sistemas de evaluación y control de calidad.

En estas normas prima, como no puede ser de otra manera, el respeto y protección del donante y receptor y en concreto se recoge que:

  • – La finalidad terapéutica es, con criterio general, el objetivo de toda actuación en el campo de la donación de órganos y tejidos.

  • – Toda actuación en este campo debe estar presidida por el respeto a la confidencialidad. Los familiares del donante no pueden conocer la identidad del receptor y éste y sus familiares la del donante. La única excepción es la donación entre vivos en órganos y la de personas genéticamente relacionados en tejidos.

  • – No se podrá recibir ninguna compensación por la donación que, por otro lado, no puede resultar gravosa para el donante. No se puede exigir precio alguno al receptor.

  • – Se prohíbe la publicidad de la donación en beneficio de personas concretas o de centros sanitarios o instituciones determinadas. Toda cuestión relativa a promoción y publicidad debe ser general y señalará su carácter voluntario, altruista y desinteresado.

  • – Las autoridades promoverán entre el personal sanitario y la población la formación y educación en materia de trasplante y donación de órganos y tejidos.


DONANTE VIVO

La donación de tejidos en donante vivo está recogida en el RD 411/1996 de 1 de marzo, que regula las actividades relativas a la utilización clínica de tejidos 10 y recoge e lo referente a estos lo siguiente:

  • – El donante debe ser mayor de edad, estar en plenas facultades mentales, no admitiéndose la donación de tejidos en personas que por cualquier causa (enfermedad mental, deficiencia psíquica,…) no puedan otorgar su consentimiento de forma adecuada.

  • – Los menores de edad sólo pueden ser donantes de residuos quirúrgicos, de progenitores hematopoyéticos y médula ósea, en estos dos últimos casos solo si existe relación genética donante-receptor y tras consentimiento informado de los padres. En todo caso se debe oír al menor.

  • – Se debe obtener el consentimiento expreso, libre, consciente, y desinteresado del donante y recogerlo en la historia clínica.

  • – La extracción de tejidos en un donante vivo solo puede tener finalidad terapéutica.

  • La donación de órganos en donante vivo se encuentra recogida en el RD 2070/1999, de 30 de diciembre 9 que en su artículo 9 señala lo siguiente:

  • – El donante debe ser mayor de edad y estar en plenas facultades mentales y con un estado de salud adecuado, no pudiendo donar órganos personas vivas que sean menores de edad o incapaces aún con el consentimiento de sus representantes legales.

  • – El estado de salud del donante se acreditará mediante un certificado médico firmado por profesionales distintos a los que intervengan en el proceso de extracción y trasplante.

  • – El donante debe expresar su consentimiento de forma expresa, libre, consciente y desinteresada para lo cual debe haber recibido previamente una información completa y adecuada.

  • – Se establece la posibilidad de donación de un órgano o de parte de él.

  • – El órgano donado tiene que tener como destino a una persona determinada y la finalidad será mejorar sustancialmente su pronóstico vital o sus condiciones de vida.

  • – Es preceptivo un informe del Comité de Ética del hospital donde se vaya a realizar la extracción.

  • – Una vez realizado todo lo anterior, el donante, el médico certificador, el médico que va ha realizar la extracción y la persona que autoriza la intervención (un representante del centro médico extractor) se personarán delante del juez encargado del Registro Civil de la localidad donde se realiza la extracción y tras ser informado en este acto nuevamente, el donante firmará delante del juez el documento de cesión del órgano. Cualquiera de los asistentes se puede oponer eficazmente, esto es anular el proceso de donación, si sospechan que el consentimiento no ha sido otorgado de forma expresa, libre, consciente y desinteresada.

  • – Debe de transcurrir un mínimo de 24 horas entre la firma del documento de cesión ante el juez y la extracción, pudiendo el donante revocar su consentimiento en cualquier momento, antes de la intervención, sin formalidad alguna.


DONANTE CADÁVER
La extracción de órganos y tejidos de un cadáver podrá hacerse:

  • – Si no hay constancia de oposición expresa del fallecido.

  • – Previa comprobación de la muerte.

  • – Tras obtener la autorización judicial si se trata de un caso de muerte sujeta a investigación judicial.

La persona responsable de autorizar la extracción por parte del centro, o persona en quien delegue, antes de que se proceda a la extracción deberá recoger en un documento información que permita acreditar que se ha realizado todo lo anterior.
Consentimiento a la donación

La oposición o la aceptación de la donación puede haber sido expresada de cualquier manera por el fallecido. Con el fin de constatar la voluntad de este, el coordinador de trasplantes debe informarse a través de los familiares, revisando la historia clínica o consultando el registro central de últimas voluntades de si el fallecido había expresado en vida alguna instrucción respecto a la misma. En el caso de menores o incapaces, la oposición a la extracción de órganos y tejidos puede hacerse por sus representantes legales. Nuestra legislación, como otras en nuestro entorno, sigue la corriente del consentimiento presunto, si bien, en la práctica en España no se hace ninguna extracción de órganos o tejidos de un cadáver sin la autorización de los familiares, lo cual ha sido siempre bien considerado por las personas consultadas 15,16. Otros países recogen en su legislación la necesidad del consentimiento explícito lo que supone en la práctica la necesidad de consultar a los familiares ya que aunque la mayoría de la población se declara donante son muy pocos los que firman un documento específico que les acredite como tales.
Comprobación y certificación de la muerte

La previa comprobación de la muerte se basará en la confirmación del cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias o del cese irreversible de las funciones encefálicas. Se registrará como hora de la muerte del paciente la hora en la que se completó el diagnóstico de muerte.
Los criterios que se han de seguir para el diagnóstico de muerte por parada cardiorrespiratoria o de muerte por el cese irreversible de las funciones encefálicas están recogidos en el articulado del RD 2070/1999 9 y especialmente en un anexo de este decreto, lo que permite desde el punto de vista legislativo una fórmula más sencilla para la actualización de los protocolos de diagnóstico y certificación de la muerte de acuerdo con los avances científicos y técnicos en la materia, previo dictamen de la Comisión Permanente de trasplantes del Consejo Interterritorial de Salud, con el requisito de publicarlo en el BOE.
El cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias se diagnosticará por:

  • – Un examen clínico adecuado tras un periodo apropiado de observación.

  • – Según protocolos recogidos en el anexo I del RD 2070/1999 9.

  • – Se exige un certificado médico firmado por un médico distinto al que participe en la extracción o trasplante de los órganos.

El diagnóstico de muerte por PCR se basará en la constatación de forma inequívoca de ausencia de latido cardíaco y ausencia de respiración espontánea durante un período no inferior a 5 minutos, tras el adecuado período de maniobras de RCP. En situaciones de hipotermia (<32°C), se deberá recalentar el cuerpo antes de poder establecer la irreversibilidad de la parada.
El equipo encargado de la preservación/extracción sólo iniciará sus actuaciones cuando el equipo médico responsable de la RCP haya dejado constancia escrita de la muerte, especificando la hora del fallecimiento.
La muerte encefálica es un concepto clínico aceptado por la comunidad científica si bien los criterios diagnósticos varían entre los distintos países 18-20.
Nuestra legislación recoge que para llegar al diagnóstico de cese irreversible de las funciones encefálicas (muerte encefálica) se exige una serie de requisitos:

  • – Coma de etiología conocida y de carácter irreversible.

  • – La realización de una exploración neurológica sistemática, completa y rigurosa con un período de observación variable y dependiendo del tipo de lesión, la utilización de pruebas instrumentales todo ello según protocolos recogidos en el anexo I del RD 2070/1999 9 20/70.

El texto diferencia el diagnóstico de muerte encefálica no complicado, el diagnóstico de muerte encefálica en situaciones especiales y el caso de recién nacidos, lactantes y niños, señalando que en todo caso, la exploración clínica de muerte encefálica se debe hacer siempre tras excluir situaciones en el paciente que la pueden falsear como alteraciones metabólicas, hipotermia, impregnación por depresores del SNC, etc.
El diagnóstico de muerte encefálica puede hacerse exclusivamente mediante exploración clínica. Los tres hallazgos fundamentales de la exploración neurológica son coma arreactivo sin respuesta al dolor, ausencia de reflejos troncoencefálicos y de respuesta cardiaca a la infusión de atropina y ausencia de respiración espontánea demostrada mediante el test de apnea.
Tras la primera exploración neurológica se debe repetir ésta tras un período de observación variable pero que será como mínimo de 6 h. en caso de lesión destructiva conocida y de 24 h. en caso de encefalopatía anóxica, debiéndose prolongar el mismo si existen datos que indiquen sospecha de intoxicación por fármacos depresores del SNC.
Cuando se trata de un coma de etiología conocida, tras realizar la exploración clínica rigurosa, si se realiza una prueba instrumental de soporte diagnóstico concluyente no es preciso que se establezca período de observación.
Las pruebas instrumentales de soporte diagnóstico se dividen en dos grupos:

  • – Las que evalúan la función neuronal como el EEG y los potenciales evocados (no válidos en lesión infratentorial).

  • – Las que evalúan el flujo sanguíneo cerebral como la arteriografía cerebral de los 4 vasos, la angiografía cerebral por substracción digital, la angiogammagrafía cerebral con radiofármacos o la sonografía doppler transcraneal.

Estas pruebas no son en principio obligatorias aunque si son recomendables porque ayudan a complementar el diagnóstico y pueden acortar el periodo de observación. Son obligatorias en caso de que:

  • – Haya circunstancias que dificulten o compliquen el diagnóstico clínico.

  • – No haya lesión destructiva cerebral demostrable.

  • – La lesión causal sea primariamente infratentorial.

En casos de diagnóstico de muerte encefálica de recién nacidos, lactantes y niños los criterios diagnósticos son más rigurosos, alargándose los periodos de observación e incluyendo tras cada exploración clínica un EEG, recomendando según los casos realizar además alguna prueba de flujo sanguíneo cerebral.
En el caso de extracción de tejidos en un cadáver, ésta, que puede tener finalidad terapéutica o científica, se puede hacer previa comprobación del fallecimiento sin que sea imprescindible para ello constatar los signos de muerte cerebral. El certificado médico deberá ser cumplimentado por un médico distinto al que va ha hacer la extracción o el trasplante.
Intervención judicial

En los casos en los que la muerte este sujeta a investigación judicial deberá recabarse la autorización del juez antes de realizar la extracción de órganos o tejidos, el cual, previo informe del médico forense que tendrá que examinar previamente a la extracción de órganos o tejidos el cadáver y los datos referentes a las circunstancias del fallecimiento. El juez deberá concederla siempre que no se obstaculice el resultado de la instrucción de las diligencias penales.
Son muertes sujetas a investigación judicial y por tanto requieren autopsia médico-legal, los casos de muerte violenta, entendido en un sentido amplio del término que incluye cualquier fallecimiento, inmediato o diferido en el tiempo, que tenga su origen en un factor externo al individuo, ya sea de origen accidental o voluntario; los casos en que las circunstancias de la muerte, la falta de antecedentes médicos o la rapidez del fallecimiento tras el inicio de los síntomas hagan sospechar la influencia de algún factor externo; muertes aparentemente naturales pero inexplicadas; muertes en las que se sospeche o denuncie una actuación negligente en un profesional sanitario; muertes de personas bajo custodia (detenidos, presos,…); muertes debidas a enfermedades profesionales (por ejemplo, silicosis) en que así se determine por la legislación 21.
Previamente a la autorización de la extracción de órganos el juez que conozca del caso debe de tener en su poder:

  • – El certificado de defunción según el tipo de muerte (PCR, muerte cerebral).

  • – Un informe médico explicativo de las circunstancias personales y de ingreso en el hospital del fallecido.

  • – Hoja acreditativa de que son distintos los médicos trasplantadores, extractores y certificadores.

Los casos de muerte por parada cardiorrespiratoria sujeta a investigación judicial son contemplados en la legislación de forma más específica. Se podrán reanudar las maniobras de mantenimiento de flujo sanguíneo tras el periodo de parada de no menos de 5 minutos y se procederá a comunicar al juzgado la existencia de un donante potencial. Si se recibe una respuesta positiva del juzgado, autorizando el inicio de maniobras de preservación, o transcurren 15 minutos sin respuesta negativa, el coordinador de trasplantes procederá a la extracción de muestra de sangre (20 ml) y si fuera posible 20 cc de orina y 20 cc de jugos gástricos que custodiará adecuadamente, quedando estas muestras a disposición del Juzgado de Instrucción. Tras la extracción se procederá a iniciar maniobras de preservación. Todo este proceso relativo a la toma de muestras del cadáver quedará recogido en un documento denominado "cadena de custodia" y que es el documento escrito en donde quedan reflejadas todas las incidencias de la muestra debiendo constar en el mismo:

  • – Fecha y hora de la toma de la muestra.

  • – Persona que realiza la toma.

  • – Lugar de la toma.

  • – Descripción de la muestra: envase, precinto, identificación.

  • – Condiciones de almacenamiento hasta su entrega.

  • – Fecha y hora de entrega de la muestra.

  • – Identificación de quien recibe la muestra.

Posteriormente se obtendrá la autorización judicial y entonces se podrá proceder a la extracción de órganos del cadáver.

RECEPTOR

En cuanto al receptor de tejidos, este debe prestar previamente su consentimiento por escrito tras la información adecuada. En la historia clínica del receptor debe figurar información, que sin romper el principio de confidencialidad, permitan en caso de necesidad identificar el tejido humano, el banco de tejidos de procedencia y el donante.
En lo que respecta a los requisitos para autorizar el trasplante de órganos humanos, este siempre se debe hacer:

  • – Previa obtención del consentimiento informado escrito del trasplantado debiendo quedar este documento archivado en la historia clínica.

  • – Será posible la identificación en la historia clínica del donante, órgano y centro por clave alfanumérica, lo que permite preservar el principio de confidencialidad.


OTROS ASPECTOS DE LA LEGISLACIÓN

La Ley 30/795 y el RD 2070/1999 9 que la desarrolla, recoge una serie de artículos referidos a los requisitos que tiene que reunir un centro para poder extraer órganos de vivos o cadáver y poder trasplantarlos, así como cuestiones relacionadas con la coordinación interterritorial de actividades sobre donación y trasplante, inspección, supervisión, sanciones,...


Para más información, tienes estos dos Links,
Ont y SAS.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal