30 curiosidades sobre los trasplante. - A Pleno Pulmon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

30 curiosidades sobre los trasplante.

Medios de comunicación > Libros y revistas > Cita con la vida

30Curiosidades
SOBRE LOS TRASPLANTES



1 El trasplante es la única actividad de la medicina que no podría existir sin la participación de la gente.

2 Como media, un donante fallecido proporciona nada menos que 30,8 años de vida. Si, como ocurre en algunos casos, todos los órganos son válidos para el trasplante, esta cifra se eleva hasta los 55,8 años.

3 La vida media de un órgano trasplantado procedente de cadáver es de diez años. La cifra asciende a los catorce si el órgano viene de donante vivo.

4 Entre el 5 y el 6% de los enfermos que están en lista de espera fallece antes de recibir un trasplante.

5 Entre un 8 y un 9% de los donantes actuales no es español.

6 El 90% de los trasplantados sobrevive a los primeros doce meses de ser intervenidos. Al cabo de los diez años, el índice de supervivencia es del 50%.

7 Un 23% de los donantes actuales tiene más de 70 años.

8 Las donaciones que se registran anualmente en España significan más de 45.000 años de vida distribuidos entre todas las personas trasplantadas. El modelo de nuestro país, cercano y eficaz, ha inspirado a los sistemas de donación de medio mundo.

9 Los médicos recomiendan hacer públicas nuestras opiniones respecto a la donación ante familiares y amigos. Sólo un 5% de la población lleva el carné de donante.

10 El trasplante de riñón es el que más rápido se realiza -unas tres horas- y el que más aguanta. Tiene una supervivencia media de unos diez años.

11 Está demostrado: las mujeres trasplantadas también pueden quedarse embarazadas. El órgano que menos problemas presenta es el riñón. Los que más, el corazón y los pulmones.

12 Los trasplantes y los profesionales que participan en ellos también tienen sus patrones: son San Cosme y San Damián, dos hermanos gemelos y afamados médicos romanos a los que se les atribuye la hazaña de sustituirle a un presbítero su pierna cangrenada por la de un esclavo negro fallecido el día anterior. Ocurrió sobre el siglo III d.C. La iconografía representa a los hermanos San Cosme y San Damián alrededor de una camilla, colocándole al enfermo la pierna sana. Su fiesta se celebra el 26 de septiembre.

13 El pulmón es, con diferencia, el órgano más frágil. De los posibles donantes, sólo el 15% tiene sus pulmones en condiciones óptimas para el trasplante. Esto se sustenta, según los expertos, en que muchos pulmones donados proceden de enfermos con muerte cerebral que han estado asistidos con ventilación artificial, lo que les provoca infecciones agudas. La tasa de validez, por ejemplo, en el hígado es de un 80%.

14 Influidos quizás por el vocablo inglés ‘transplant’, muchos españoles escriben ‘transplante’. Es incorrecto. La Real Academia de la Lengua Española sólo reconoce ‘trasplante’.

15 Los españoles estamos mucho más dispuestos a donar nuestros órganos que los de un familiar cercano. Es decir, nos cuesta menos hacernos donantes que dar la autorización para entregar los órganos de un pariente fallecido.

16 Según estudios recientes, ninguna familia que da el ‘sí’ a la donación de los órganos de un pariente se arrepiente de su decisión. Sin embargo, el 30% de las familias que se niegan cambia de opinión al año.

17 Alguien que muere en la calle, en su casa o fuera de la UVI no puede ser donante porque sus órganos se deterioran poquísimos minutos después de que el corazón deje de funcionar

18 Los personas infectadas por el sida pueden ser también receptores de órganos. Los primeros trasplantes a afectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se produjeron hace sólo unos años y los resultados son muy positivos.

19 Existe una figura que los médicos llaman ‘el donante altruista’ -una persona que, por solidaridad, regala un riñón o un segmento de hígado a un desconocido-, que jamás se ha dado en España. En otros lugares, como Estados Unidos, sí se conocen casos de ‘donantes altruistas’.

20 Cuando se realiza un trasplante de cualquier tipo, el 70% del hospital tiene algo que ver con esa actividad

21 La ciclosporina permitió el gran despegue de los trasplantes. Es un medicamento con un poderoso efecto inmunosupresor, es decir, que relaja las defensas para que el cuerpo no rechace el órgano trasplantado. Aun así, su efectividad no es del 100%.
Su uso tiene apenas 25 años y una gran contraindicación: al inutilizar el sistema inmunológico, el organismo queda indefenso ante cualquier ataque viral o infeccioso.

22 Sólo un 10% de la población mundial tiene un acceso igualitario, universal y gratuito a los trasplantes. Los españoles pertenecen a este afortunado grupo. En algunos países, como Estados Unidos, un trasplante cuesta mucho más que un coche.

23 El rechazo continúa siendo el principal quebradero de cabeza para los investigadores sobre los trasplantes. El cuerpo, en una reacción innata, tiende a no aceptar un órgano que no reconoce como suyo. En las operaciones de pulmón, uno de cada dos pacientes sufre rechazo crónico. El caso de los riñones, por ejemplo, es mucho más bajo y se sitúa en un 15-20%.

24 Los trasplantes de donante vivo no sólo se refieren al riñón o a un lóbulo del hígado. En poquísimos centros del mundo ya se realizan operaciones con segmentos de pulmón, páncreas o intestinos. En España casi no se hace. Los riesgos, en estos casos, aún son muy altos para el que dona.

25 Muchos se preguntan por qué no se siguió investigando con los xenotrasplantes -colocar órganos, tejidos o células de animales en humanos- para conseguir, por ejemplo, más corazones y aliviar las listas de espera. La respuesta en sencilla: la comunidad científica temió que, con esta práctica, se transmitiera algún virus animal que mutara en el hombre y que produjera una epidemia de consecuencias inimaginables.

26 Nada menos que de 1804 datan los primeros implantes que se realizaron en la medicina. Eran de piel y se hacían de una parte a otra del mismo enfermo. Poco después, se tiene constancia de los primeros trasplantes de córnea.

27 Algunos creen ver un cierto inicio de los trasplantes -quizás donación de vivo- en la escena del Antiguo Testamento donde Dios le quita una costilla a Adán para hacer a Eva.

28 Si se donan todos los órganos y tejidos del cuerpo humano -desde el corazón y los pulmones hasta la piel y los huesos-, se pueden beneficiar hasta 800 personas.

29 24 ó 48 horas después de la muerte encefálica se deterioran y hasta se destruyen todos los órganos y tejidos del cuerpo humano. De ahí, la importancia de actuar con rapidez y eficacia. El órgano más delicado y que más cuesta mantener de forma artificial es el pulmón. Los riñones son los más resistentes.

30 Los avances de la medicina regenerativa abren esperanzadoras expectativas para los trasplantes. Los médicos ya sueñan: ¿Y si en un futuro no muy lejano las células madre fueran capaces de regenerar un órgano dañado o de crear un hígado o un riñón nuevos?





 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal